martes, 21 de diciembre de 2010

Althusser, Artemio, el Estado y la Teoría


En una discusión que empezó acá y siguió acá, Artemio López pretendió definir en un post, a partir de una cita de Althusser, cual fue "EL" problema de los estados pos-revolucionarios que se instauraron en por lo menos un tercio del planeta, durante más de la mitad del siglo XX, luego del triunfo de la Revolución Rusa y del resto de las revoluciones de las cuales nacieron formaciones sociales post-capitalistas, es decir, estados obreros de distinto tipo o los que se conocieron popularmente como "estados socialistas".
A falta de una teoría para defender al "estado kirchnerista" (lo entendemos, es una tarea compleja) tomó una "máxima" muy poco clausewitziana y de bajo nivel, es decir, un lugar común y dijo "no hay mejor defensa que un buen ataque".
A ver si nos explicamos, AL no puede defender un estado que dice que "no reprime la protesta social" y ya carga en su haber o el de sus aliados, con más muertos que Duhalde y con represiones donde "compañeros peronistas" mandan a arrastrar estudiantes y docentes por la calle, donde desaparecen personas como Jorge Julio López, se asesina a Silvia Suppo, la policía del "compañero Scioli" mata y desaparece a pibes como Luciano Arruga etc. etc.
 Artemio L. simplemente las "da de baja" en los números consultora "Equis" y sigue apoyando al gobierno popular (capaz que a los de Soldati, ni los tenía contados, así que menos trabajo).
Pero decíamos, como no tiene argumentos para defender éste "su" estado tan ..."contradictorio", se propuso atacar al proyecto de estado por el que luchamos los marxistas, al mismo Lenín e inclusive a Marx.
Pero cuando creyó que estaba tirando con munición pesada, en realidad lanzaba un pif con otro lugar común, esta vez de la mano de una "autoridad", Louis Althusser, al que le reconocemos cierta estatura teórica, pero no justamente en lo que fue a buscar Artemio L. para demostrar la "clave" de los estados obreros pos-revolucionarios. Se ve que tantas encuestas y números que no cierran, atrofian el pensamiento.
El lugar común que Artemio L. cortó y pegó de Althusser dice más o menos esto "el problema que tuvieron los estados socialistas es que no había en Marx y en Lenín una teoría del futuro estado proletario o como se llame eso que se ponga en pie cuando la clase obrera tome el poder". O, para decirlo de otra manera "Ni Marx, ni Lenín, ni Gramsci tenían una teoría "positiva" sobre el estado, solo había una "critica" (es decir "negativa") del estado burgués y sobre el futuro estado proletario o socialista había muchas "lagunas". Entonces, así de simple ahí estaba el quid de la cuestión, eso explica nada más y nada menos que el estalinismo, las purgas, el gulag, las persecusiones, la burocracia, las traiciones y finalmente la caída de estos estados (con Cuba resistiendo en la última trinchera).
Cuando le cuestionamos que la "autoridad" del Althusser para tomarlo como referente para discutir este tema, estaba por lo menos cuestionada, Artemio L. respondíó con otro post relatando el "itinerario" de Althusser, quién finalmente rompió con el marxismo.
Pero nosotros no queremos discutir toda la trayectoria del Althusser (de quién Artemio L. parece bastante fanático, digamos como yo de Riquelme, lo que nos lleva a defender lo indefendible de estos personajes, pero en el fútbol esta es la esencia, no así en la política y menos en la teoría), sino lo que afirma en la cita que pretende explicar el fenómeno del estalinismo y sus consecuencias.
Nosotros respondimos y Artemio L. no acusó recibo de lo esencial. Vamos a ampliar un poco, desde otro ángulo, aunque sea para aclarar el debate.
Sobre la presunta falta en Marx de una "teoría del estado de transición" que incluso algunos amplían (como Bobbio) a una "falta de teoría política en general", no es un cuestionamiento nuevo y solo referido a este "área". Otros han cuestionado que no hay en Marx una teoría acabada sobre, por ejemplo la dialéctica y que tampoco escribió algo así como un "tratado de materialismo histórico" o de filosofía en general. Hay más consenso, sin embargo, en que Marx trabajó más profundamente una teoría económica, después de todo ahí está El Capital para demostrarlo. Pero...El Capital (obra "negativa" o "no positiva" si la hay, tanto que se subtitula "Crítica de la economía política"), quedó incompleto y sólo se publicó en vida de Marx el primer tomo y era tan meticuloso que hasta revisó toda de nuevo la traducción francesa, porque no estaba conforme. Así que dudo de que avalaría las cientos o miles de traducciones que andan por ahí y seguro mandaría a fusilar a Wenseslao Roces. Finalmente, ahora tampoco tenemos "teoría económica marxista". Conclusión, lagunas por todos lados.
 O sea que el dueto Althusser-Artemio, podrían decir que el estalinismo es producto de que no hay tratado de dialéctica. Entonces la burocracia no se dio cuenta del salto de cantidad en calidad y se le pasó que, de partido dirigente del estado obrero, se estaba transformando en su contrario, burocracia restauracionista y agente de la burguesía y el imperialismo. (todo esto si Althusser no despreciara la dialéctica).
O, tal vez, fue culpa de Marx o Lenín que no dejaron bien detallado como debía aplicarse el materialismo histórico, para evitar que la burocracia edite los manuales del HIS-MAT y DIA-MAT, con los que fundamentó una y mil claudicaciones. Así se hizo parte de los diez mandamientos estalinistas la premisa de los países "no maduros" para el socialismo y que "a cada estructura le correspondía una superestructura", con la que se dedicaron a entregar revoluciones por doquier e inclusive hacer cosas como la Unión Democrática.
O quizá, como tampoco está "completa" la teoría económica y Marx no dejó en claro la relación de un país aislado con el mercado mundial, se fue restaurando el capitalismo y la burocracia se volvió nueva clase capitalista porque no tenía la teoría para mantenerse "pura", como está sucediendo ahora en Cuba (entonces editemos a Althusser masivamente en Cuba, capaz salvamos la revolución cubana antes de que el próximo Congreso vote nuevas medidas para su liquidación!!!).
Las exigencias académicas al marxismo no entienden justamente que no es una teoría académica, sino un arma para la lucha política revolucionaria. El itinerario de Marx y sus intentos por construir partidos obreros y una internacional, lo demuestran. A pesar de que tanto Marx, como Lenín, Trotsky, Gramsci consideraban muy importante la elaboración teórica.
Pero además, el marxismo, por aproximaciones sucesivas, busca totalizar lo que la ciencia burguesa (y más en su época de decadencia) divide y parcializa. Es decir no puede desligarse la economía, de la política y esta de la ideología o la sociología, es decir de la lucha de clases y todo esto de la filosofía. Sin dejar de tener en cuenta que en el plano analítico y del estudio, pueden separarse estos "campos" (no necesariamente como los separa la academia burguesa). En el método de la economía política Marx de una clase magistral sobre, justamente su método de estudio de la realidad (Artemio, podrias incorporarlo a los cursos de formación de Equis, sobre todo esa parte que dice "la población es una abstracción, sino se tiene en cuenta...".:)).
Con esto sólo queremos demostrar el absurdo de la premisa de la cual parten Artemio-Althusser, que la burocratización y el estalinismo no fueron producto de la lucha de clases, la revolución y la contrarrevolución, sino de "lagunas" en la teoría de Marx o Lenín que por otra parte habían dejado una base sólida y el problema de la burocracia no es justamente que "no entendió".
Incluso esta lucha de clases, que como toda lucha de clases, es una lucha política, se trasladó lógicamente a la teoría, donde una de sus batallas centrales fue: "teoría del socialismo en un solo país o teoría de la Revolución Permanente" (y Althusser no estaba del lado correcto en esta batalla que comenzó en la temprana burocratización de la Rusia soviética y no paró ni siquiera en los campos de concentración de donde salieron las más lúcidas elaboraciones teóricas). Althusser no entendió a la burocracia ni cuando se creía un marxista, ni cuando no le interesó más serlo. Sobre nuestra lectura del problema en sí respondimos acá y agregamos acá. y otros compañeros aportaron al debate. Aquí solo planteamos otro ángulo.

3 comentarios:

  1. Excelente artículo, Fernando. Llegué acá leyendo la nota del neoblogger AL. Me tomé el atrevimiento de linkear este blog desde el mío: http://palabrabla.blogspot.com
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Aldo, por supuesto que tu "atrevimiento" es muy bien venido, ya me estoy dando una vuelta por tu blog.
    abrazo
    FR

    ResponderEliminar