sábado, 25 de febrero de 2012

Cuando lo fundamental se hizo coyuntura (o cuando la realidad, se impuso al relato)

(Hacemos nuestro aporte y recomendamos este agudo análisis de Juan en sus "Galos de Asterix")

Hace tiempo que venimos insistiendo sobre dos elementos de debilidad estratégica del kirchnerismo, especialmente en su etapa cristinista. El bonapartismo hiperdependiente de la figura de Cristina y el continuismo estructural con lo esencial de la década "neoliberal", es decir la negativa revertir las conquistas que la burguesía obtuvo sobre la clase obrera, bajo los años menemistas. La obnubilación del 54% y el crecimiento económico (lo uno ligado íntimamente a lo otro) eran la respuesta simplista y hasta jocosa del los kirchneristas. 
Esta semana volvió a emerger, bajo la forma de una tragedia, una de esas contradicciones fundamentales. Otras habían estallado antes. La cuestión de la tierra y la vivienda en Parque Indoamericano, Formosa o Ledesma, consecuencia también de la expulsión de pobladores del campo a las ciudades por la "colonización" sojera, no sólo continuada, sino reforzada, durante los últimos años. La batalla de los "tercerizados" del ferrocarril Roca, con la muerte de Mariano Ferreyra incluida, fue también la expresión del salto a la superficie de quienes portan ciudadanía de segunda entre los trabajadores, de los "kelpers" de la clase obrera.

La crónica de la masacre de Once, no estaba más que anunciada solamente por los evidentes problemas estructurales de esa rama de los servicios esenciales. Once o el Sarmiento son la metáfora de las historia reciente y del presente argentino, de la "Argentina Cromañón". 
Un país y un gobierno que pretende esconder bajo una alfombra de votos a los "condenados de la tierra" arrasada del neoliberalismo, sobre cuyas espaldas se edificó el "milagro"  criollo, que hasta llegó exigir licencia "for export" como receta ante la crisis mundial. Crecimiento económico de ese "universal abstracto" que es el PBI, con primarización de la economía, sin inversión, precariedad laboral y alta dependencia de los precios de las materias primeas, no hacen lo que se dice un desarrollo nacional y acumula contradicciones en la realidad, más allá de 678. 
La ilusión de que con Asignación Universal, creación de puestos trabajo precario, más "batalla cultural", más relato, se estaba abriendo las puertas de una nueva era, se desvanece entre la sangre y los hierros retorcidos del ferrocarril Sarmiento. Y algunos empiezan a despertar del "sueño dogmático", lo que no quisieron ver con Julio Lopez, Mariano Ferreyra, Jujuy, Formosa, parece que lo "descubren" cuando los cadáveres están en la puerta de su casa. 
El oxímoron de la "izquierda K", entró en estado de shock, los muertos vivos de Once se le aparecen en sus sueños y les piden explicaciones. Se sienten cómplices (y en cierta medida lo son), aunque todavía tienen la posibilidad de la reparación.
Más en general, hay que complejizar las hipótesis del la dinámica argentina. La espera de los "golpes de la crisis mundial", puede caer en el unilateralismo. La realidad es que al "modelo" (y al "proyecto") lo zapan sus propias contradicciones endógenas (sin descartar que la hecatombe global vuelva a meter cola).


Cristina y la Nada


Y también en la política, en esta semana (la más negra de los años kirchneristas), la fortaleza se tornó debilidad.
Las conferencias de prensa de Schiavi y Garré, mostraron que además de Cristina y sus 54% no hay nada. El bonapartismo cristinista y su movimiento político invertebrado, desnudan su impotencia de "manta chica" para cuando emergen problemas estructurales. 
Más de conjunto la crisis de la oposición y la no reconstrucción de un régimen político estable pos crisis del 2001, empieza a preocupar a algunos que lo plantean en términos de una "contradicción" entre una agenda aguda, sin expresión en los partidos políticos "del sistema". Y aunque la "oposición" y Clarín, no les quedó otra que tomar la agenda que golpeé por izquierda, saben que esto es "jugar con fuego", porque en última instancia, no es su agenda. La relación de fuerzas, como no podía ser de otra manera, determina en último término, los movimientos tendenciales de todo el régimen político argentino. La oposición que era "pre-2001" se tratar de poner tardíamente a tono. La izquierda luego de varios triunfos tácticos, puede estar a las puertas de una coyuntura estratégica, para su emergencia como alternativa real. Y justamente...es real porque es necesaria.

6 comentarios:

  1. Interesante análisis, al que le agregaría que las mediaciones estratégicas con las que contó el gobierno de Nestor, para contener a la columna vertebral del PJ, hoy se encuentra en los inicios de convertirse en un nuevo sector de oposición. Alguien puede imaginar el desarrollo de fenómenos políticamente a la izquierda del FPV, sin tener el gobierno a Moyano como aliado?. El gobierno en este sentido, se encuentra mas debilitado de lo que se intenta expresar en el post. Y la pregunta es?. No estamos viendo el inicio aún embrionario de grandes franjas de masas en ruptura de ilusiones con el gobierno nacional y popular?. Yo creo que si.

    ResponderEliminar
  2. "El oxímoron de la "izquierda K", entró en estado de shock, los muertos vivos de Once se le aparecen en sus sueños y les piden explicaciones. Se sienten cómplices (y en cierta medida lo son), aunque todavía tienen la posibilidad de la reparación". Pregunta Cual es la posibilidad de reparacion, se sienten o son verdaderamente complices.....

    ResponderEliminar
  3. Mire Fernando que cerca andamos http://artepolitica.com/articulos/la-responsabilidad/#comment-105898

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Charlie, cerca en el diagnóstico, a kilómetros en la política...slds

      Eliminar
  4. Estoy de acuerdo con el análisis Fernando. La construcción de la "realidad" moldeado por la propaganda que, bajo el rótulo de "democratización de los medios", -en definitiva, otro gran relato- lograron implantar apropiándose de los medios de difusión del estado, se rompe en mil pedazos con esta tragedia que marca definitivamente un punto de inflexión después de otros hechos que vos bien mencionas en el artículo. Es decir, desde el momento que sos "nacional y popular" y tus trabajadores mueren apiñados entre hierros producto de la desidia y complicidad de un aparato signado por la corrupción, quiere decir que hay una ruptura definitiva de esos discursos vertebradores de una "realidad" que ya no encuentra palabras que la sostengan. El del miércoles fue otro gran fracaso de la política argentina. Y también otro gran fracaso de una sociedad que ha aceptado, seducida por el consumo y estos relatos, el caos como forma de vida. Un hecho como el del miércoles, más que una tragedia, es una consecuencia de este caos que todos nosotros, ya sea por divisiones políticas o ideológicas -en definitiva, las menos importantes ante tanto sufrimiento- alimentamos día a día esta división histórica e insoportable que no hace una cosa que perpetuar este caos.

    ResponderEliminar
  5. me parece que le erras en eso de simplificar al estado, a sus representantes, al peronismo, al kichnerismo y a los kichnerista.
    no hace falta ser muy vivo para darse cuenta que acá saltó algo. si lo que hubiese pasado hubiera sido un huracán o 33 mineros enterrados, la misma lógica crítica se pondría en práctica. es como el edificio de macri y el señor que estaba adentro mientras demolian.
    no somos el mejor pais del mundo. no tenemos mucho más que deporte y científicos que viven en otros paises. exepto los cincuenta y pico que volvieron con NK. nuestra sociedad falla. todos fallamos. algo no anda tan bien como imaginamos que anda en otros paises.
    los poderes fácticos de la argentina juegan a echarse la culpa. no hay adultes en esto que no pasa. no hay reflexión. vivimos esperando que publiquen el santillana de las primerias para saber cuál fué la razón de la caida de kichnerismo. los poderes facticos juegan a echarse la culpa. estamos encerrados. la culpa la tiene clarin y el gobierno.
    no es el kichnerismo. ni duhalde ni lilita, ni clarin, ni vandor/ruchi-perón la triple que es como la triple frontera de nuestra historia violenta inmediata.

    es increible como viajamos. ese es el problema que no podemos solucionar.
    yo la voté a cristina. la voté sabiendo que los trenes andaban como el orto y que el subte en verano es una desgracia. que voy a hacer? me voy a ir a vivir a Madrid? ahí los subtes y los trenes andan de puta madre.
    el problema que tenemos ahora, todos,no la presidenta o sus seguidores, el problema que tenemos es quién carajo va a terminar con todo esto?
    porqué se queja tanto la clase media alta del kichnerismo si les va tan bien? ellos ni andan en tren.

    Julio Lopez y Mariano Ferreyra igualados en una misma oración?

    ResponderEliminar