viernes, 31 de agosto de 2012

Los límites del "bonapartismo" cristinista y los desafíos de la izquierda revolucionaria

Primer artículo sobre Argentina, escrito en común con Christian Castillo para la edición nro. 28 de la Revista Estrategia Internacional



El 54% de los votos obtenido por Cristina Fernández de Kirchner en la elección  presidencial de octubre de 2011, que le permitió lograr la reelección en primera vuelta dejando muy por detrás a todos sus opositores, y el fortalecimiento del oi cialismo en el Parlamento, no abrieron, sin embargo, un panorama libre de obstáculos para el gobierno. En primer lugar, porque al no tener CFK la posibilidad de otra reelección, salvo que se realice una nueva reforma constitucional, sacó a luz la disputa por la sucesión al interior del peronismo, con el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, como principal apuesta de los sectores peronistas más “tradicionales”, de donde proviene la mayoría de los gobernadores e intendentes del Frente Para la Victoria. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario