miércoles, 27 de marzo de 2013

"El Ojo Mocho" y las paradojales muertes del kirchnerismo


Después de escribir "Muerte y transfiguración del Kirchnerismo...", comenzamos a leer el último número doble de "El Ojo Mocho", segunda época. Allí en la sección "Diálogos", los editores de la revista, Alejandro Boverio (AB), Darío Capelli (DC) y Matías Rodeiro (MR), entrevistan (y dialogan) con Nicolás Prividera (NP), director de las películas "M" y "Tierra de los Padres" e hijo de desaparecidos. Todos se ubican desde la defensa o el apoyo crítico al kirchnerismo, sin embargo Prividera hizo algunas observaciones filosas sobre las dinámica y las contradicciones del proceso político y sus posibles fines (o muertes). Publicamos un fragmento de la entrevista. 
(en negritas los entrevistadores, como está en la revista)

AB: Bueno, pero en términos de discurso me parece que es una construcción que hace a un proceso político visible, el de construir una identidad, digo. Y en la inteligencia me parece que todos estamos expectantes de esta situación que es frágil, me parece que nadie aquí, o por lo menos yo, está tranquilo frente a una situación en donde el único horizonte posible podría ser una reelección de Cristina. En eso mismo se anuncia el fin de lo más interesante que pude tener el kirchnerismo...

NP: Yo creo que hay muchas maneras de pensar el fin del kirchnerismo. Lo que no podemos hacer es dejar de pensarlo. Yo no creo que los adversarios inteligentes estén pensando en una salida apocalíptica, aunque es obvio que hay quienes prefieren el caos para reinar. Por eso mismo, y porque todo tiene un final, al menos en cuanto a re-reelección, habría que pensar en cual sería el mejor fin del kirchnerismo. Pero a mi me parece que justamente el problema, empezando por la oposición, es no poder pensar el fin del kirchnerismo. Por eso la crispación. En cambio, el peronismo apuesta comno siempre a la integración, al reacomodamiento de fuerzas. El peronismo es así, ya lo sabemos: a rey muerto, rey puesto. ¿El sciolismo sería el fin del kirchnerismo?

AB: Yo creo que sí. Al menos sería el fin del kirchnerismo entendido como un proceso de apertura, en un sentido de emancipación...

DC: Tampoco está mal tratar de pensar el fin del kirchnerismo desde otro lado, por izquierda, si querés.

NP: No, claro. De hecho el fin del kirchnerismo puede ser el inicio de otra etapa, ojalá fuera también el fin del PJ como estructura de poder. Pero tal vez eso sea difícil de imaginar...

AB: Absolutamente. Ahora, cuando vos planteas en algunos textos, una crítica muy fuerte al peronismo, y planteás que nada nuevo, ni interesante, ni realmente emancipador puede surgir del peronismo, ahí eventualmente yo comparto. Y yo lo que veo es que la mayor o la mejor expresión del kirchnerismo, su desafío, es la construcción de un gran frente social y político...

NP: La vieja transversalidad, digamos. Yo creo que el ala izquierda del kirchnerismo, sigue soñando con salirse del PJ, pero el ala derecha los convence, quizá con razón, de que las condiciones objetivas no están dadas... Lo que es un gran problema, porque a partir de ahí no se puede sino retroceder: o sea, el peronismo se termina de comer al kirchnerismo. Paradójicamente, sólo gracias a los golpistas el kirchnerismo podría durar tanto como el peronismo, pero por suerte no habrá otro 55. Así que, en un punto, paradójicamente el mejor fin posible del kirchnerismo, en términos institucionales, tal vez políticamente sea el peor. Pero si se diluye en el sciolismo habrá demostrado que era sólo una astucia más de la razón peronista, como lo fue el kirchnerismo para el menemismo. Y yo creo que algunos de La Nación lo terminaron de entender después de 60 años, y saben que no pueden gobernar sin el peronismo: por eso apuestan al peronismo "bueno". Lo único que quieren es uno que no discursee tanto. Lo quieren a Scioli, a Scioli no lo van a odiar. ¿Cuáles son las opciones? Porque Macri tampoco va a ganar. Ahora, el problema, a largo plazo, es que de Scioli pasemos a Macri...

AB: No es muy diferente Macri de Scioli... 

NP: Bueno son como Obama y Romney...Siempre va a ser menos brutal el moderado, aunque más no sea para guardar las formas de las viente verdades, o porque no va a poder ir para atrás con todo. Creo que el punto es no terminar contribuyendo a ese retroceso. Porque un día muchos kirchneristas se van a encontrar votando a alguien como Scioli, algunos van a hacer ese trasvase tranquilamente, y otros hasta lo van a hacer contentos de no estar peleando todos los días con Clarín.

AB: Pero no creo que el kirchnerismo termine apoyando a Scioli, va a tener su candidato...Digo, no creo que vaya a entregar, en algún sentido, así como así, lo que construyó hasta ahora, y el mayor desafío del kirchnerismo hoy es trasvasar los límites del peronismo, olvidarse el peronismo.

NP: Si no lo hizo cuando estaba en la cresta de la ola, ya no lo va a hacer, ya no lo puede hacer, ahora menos que nunca. Porque ahora más que nunca andan con el "manual de conducción política", abajo del brazo, y saben que para seguir necesitan del PJ, no veo como ahora irían a dar ese salto que antes no se animaron a dar. Y si no lo hicieron ellos no se quien lo va a hacer. Ésa era la gran ruptura con el posibilismo, más que con la derecha tradicional. Escaparle a la ratio peronista. Y ese posibilismo final puede ser lo que termine siendo su gran derrota histórica: encarnar finalmente una izquierda peronista instirucionalizada... Porque tal vez el sciolismo no retroceda tanto, lo que demostraría que este gobierno no fue tan a fondo.

AB: Yo no quiero hacer profetismo, no sé si lo hará o no, puede que no. Pero me parece que el gran desafío del kirchnerismo es trasvasar el peronismo. Si no lo hace, evidentemente el kirchnerismo va a terminar muriendo.

NP: No, no, va ser peor que terminar mueriendo: va a ser un muerto vivo dentro del peronismo.

Si él lo dice... Sin embargo, los "dialogantes" no contaban con la astucia, no ya de la razón peronista en general, sino del pragmatismo de Cristina, para pejotizarse y sciolizarse de la mano del papismo franciscano, con un nuevo relato acorde a la metamorfósis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario