viernes, 22 de noviembre de 2013

El FIT, Trotsky y las "posiciones estratégicas"



Memoria y balance: "Apartado de los trabajadores, el partido no puede hacerse más fuerte, porque la arena más importante de la actividad de los trabajadores es la fábrica.
Pero -contestarán ustedes- en Alemania están los miles de desocupados. No lo menospreciaba. Pero, ¿que conclusión se puede sacar de ello? ¿Descuidar enteramente a los trabajadores ocupados y poner todas las esperanzas en los desocupados? Esa sería una táctica puramente anarquista. Naturalmente, los desocupados constituyen un poderoso factor revolucionario, particularmente en Alemania. Pero no como un ejército proletario independiente, sino más bien como el ala izquierda de ese ejército. El núcleo fundamental de los obreros se encontrará siempre en las fábricas. Es por esto que el problema de los consejos de fábrica continúa presente con toda su agudeza.
Es más, incluso para los desocupados no es en absoluto indiferente qué ocurre en las empresas y en el proceso de producción en su conjunto. Los desocupados deben ser incluidos sin reservas en el control de la producción. Hay que encontrar las formas organizativas para ello. Resultarán de la misma lucha práctica. Naturalmente, todo esto no tendrá lugar en el marco de las leyes existentes. Pero hay que encontrar formas que abarquen tanto a los desocupados como a los que tienen empleo. La debilidad y la pasividad propias no pueden ser justificadas por referencia a la existencia de desocupados." (León Trotsky, "Los consejos de fábrica y el control obrero de la producción", septiembre de 1931)

Autopercepción: "En la cuestión sindical, la dirección comunista ha embrollado definitivamente al partido. El curso general del “tercer período” iba encaminado a la creación de sindicatos paralelos. Se partía de la hipótesis de que el movimiento de masas desbordaría a las viejas organizaciones, y que los órganos de la RGO (Oposición Sindical Revolucionaria) se convertirían en los comités de iniciativa para la lucha económica. Para realizar este plan no faltaba más que un pequeño detalle: el movimiento de masas. Durante las crecidas de primavera, el agua arrastra un gran número de empalizadas. Intentemos arrancar la empalizada, decidió Lozovsky, quizá así brotarán las aguas de primavera" (León Trotsky, "La estrategia de las huelgas", enero de 1932)

Posiciones estratégicas: "Dada la debilidad del Partido Comunista en las empresas y los sindicatos, su crecimiento numérico no resuelve nada. En una nación conmovida por la crisis, minada por sus contradicciones, un partido de extrema izquierda puede encontrar decenas de millares de nuevos partidarios, especialmente si todo el aparato del partido, metido en una carrera "competitiva", está exclusivamente vuelto hacia el reclutamiento individual. Lo decisivo son las relaciones entre el partido y la clase. Un obrero comunista elegido para un comité de fábrica o la dirección de su sindicato, tiene más importancia que millares de nuevos miembros, reclutados aquí y allá, que entran hoy en el partido para dejarlo mañana" (Idem) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario