lunes, 22 de septiembre de 2014

Con ojos de espanto (a propósito del asesinato de Paola Acosta)







A la memoria de Paola


Este fin de semana fue otra vez doloroso para nosotras. Una joven más atropellada por su novio hasta matarla, en Río Negro; una mujer y su nieto que mueren a manos de un policía buscando dañar a su ex pareja (hija y madre respectiva de las víctimas). La semana, otra vez inicia con la noticia de una nueva y joven víctima en La Plata. Estas son las muertes que trascienden, porque aún frente a tanta misoginia incontenida, el Estado no considera siquiera que sea necesario contar nuestras muertes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario