sábado, 4 de abril de 2015

EL 31M Y LA (DES) POLARIZACIÓN





Argentina, rápida y furiosa. El cambio vertiginoso de las coyunturas del país “mais” contencioso del mundo desorienta a más de uno.

Hasta ayer nomás, el huracán macrista parecía teñir el escenario entero de un amarillo intenso e imparable. La decisión radical de Gualeguaychú había certificado la inevitable polarización. Nisman se convirtió en la muerte “necesaria” para la revitalización de la república perdida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario