domingo, 8 de abril de 2012

Los Galos de Asterix, Aricó, Althusser (y algo para Artemio Lopez)


Luego de que Juan publicara este post donde dio en el clavo al etiquetar de "iluminista" la crítica de la historia del marxismo que hace "Pancho" Aricó, tuvimos una de esas tertulias virtuales, donde en general ponemos en duda todo lo que acabamos de publicar. En la conversa surgió (más de parte del él, que mía) la cuestión de que se le podría dar una vuelta de tuerca y decir que en realidad Aricó es inconsecuente con el propio método que propugna de partir del "suelo originario" que da impulso a la teoría marxista. En esto comparte la lectura del marxismo que hace  Oscar del Barco de la que hablamos en el post anterior, y no es casualidad ya que recorrieron juntos gran parte de su itinerario político- intelectual.
Sintetizando: los "gramscianos argentinos" pregonan permanentemente la lucha contra la escisión entre la teoría y la práctica o entre la ciencia (o filosofía) y la lucha de clases, en donde en realidad tienen su suelo originario. Es decir reniegan de una explicación que no sea "política" (en el sentido amplio), de los fenómenos sociales o del desarrollo teórico. Por eso afirman que Marx fue solo un "momento" (y que momento!) de la teorización de una clase, de la que otros "momentos" fueron Lenín o Rosa Luxemburgo.
Sin embargo, Aricó, cuando analiza el mecanicismo o el fatalismo de la Segunda Internacional y la Tercera (sin diferenciar en esta última claramente si es "con" o "sin" Lenin), en vez de ir al "suelo originario", es decir, a la lucha de clases, lo que culminaría en una explicación política de la degeneración del movimiento marxista; realiza una explicación "hermenéutica", es decir "teórica", en el sentido burgués del término. Ya que el problema, como bien explica Juan, se reduce a una "incorrecta" lectura de esa obra, efectivamente inconclusa que es El Capital y a la no publicación de muchas otras obras que se fueron conociendo a lo largo del siglo XX (los Grundrisse, La Ideología Alemana etc).
Distinto es el método de Del Barco en este texto (que le dedicamos especialmente al "althusseriano-kirchnero-cristino y recientemente "boudoísta",  Artemio López), donde le hace un jaque mate a Althusser y sus pretensiones "científicas" (en el sentido burgués del término) que llegaron hasta la osadía de decir que habría que "reescribir" el Capital, borrando, entre otras cosas, la reminiscencias hegelianas, porque Marx no tenía claro que estaba inventando una "nueva ciencia", que sólo Althusser iba a poder "sistematizar" unos cuantos años después.
Allí se Del Barco culmina este muy buen artículo con una explicación política y social de la "desviación" althusseriana y dice "Para concluir podemos preguntarnos por la causa de todos estos errores y "desviaciones" teóricas de Althusser. Estos errores no se pueden buscar en una falta de inteli­gencia de la problemática, vale decir en el orden teórico (tal como hace Althusser ), sino que deben buscarse las raíces sociales, políticas, de la desviación (cosa que nunca hace Althusser ). Entendiendo "Althusser" como nombre de un funcionario universitario de un país imperialista, altamente desarrollado desde el punto de vista técnico. Su "desviacionismo" teórico ¿no se vincula con l as corrientes tecnocráticas de la sociedad francesa? ¿No se vincula, además, con la fuerte tradición racionalista de la universi­dad francesa? Toda la fuerza puesta por Althusser en el análisis epistemológico, toda su furia taxonómica ¿no se vincula a la ideología dominante, a la ideología cientificista de los países altamente desarrollados? Por otra parte también debe considerarse a Althusser como nombre de un intelectual de un Partido comunista de la más pura orto­doxia staliniana; de un Partido cuyo clásico culto de la " ciencia" lo vuelve  el correlato adecuado del cientificis­mo, que considera a  la ciencia por sobre las clases (no es casual que últimamente abandone  la concepción marxista de dictadura del proletariado  para aspirar a ser gobierno de todos (...)"
Y en alguna nota al pie hace esta muy buena descripción sobre la relación entre odio y teoría en Marx, y entre "ciencia" y "orden" en Althusser:

"En Althusser, en la medida en que conserva las prácticas burguesas, la sociedad comunista aparece como una corrección de la sociedad capitalista. En sus textos siempre encontramos una hipostatización de la sociedad bur­guesa. Mientras los textos de Marx están cargados de odio, de sarcasmos y desprecio hacia el capitalismo, el texto de Althusser pretende ser pura­mente científico. Althusser intenciona un Estado, un Partido, una filosofía, una ciencia, etc. Vale decir, en resumen, una sociedad represiva de nuevo tipo, pues ¿ quién, en esa sociedad, podrá apartarse de ese Estado, Partido, Ciencia, Filosofía, sin caer bajo la calificación infamante y punible de anormal? ¿qué destino le aguarda a quien no acepte semejante Ley? Althusser respondería que no intenciona ninguna sociedad, que él hace ciencia y no utopía. Sin embargo a esta sociedad sólo se la puede criticar desde el proyecto de otra sociedad (en el capítulo sobre el fetichismo Marx habla de "asociación de hombres libres " ). Tal vez por la misma posible razón " científica" Althusser no piensa la experiencia del socialismo en nuestro siglo; y en realidad no la piensa porque desde el lugar en que está situado no puede pensarla sino tan sólo mentarla: ¿ ha fracasado el marxismo? Lo otro, lo impensado de esta sociedad, es lo reprimido: la po­breza, el tercer mundo, la locura, la delincuencia, el suicidio, el proleta­riado como clase en-sí (digamos que como clase para-sí el proletariado plantea muchos interrogantes que son fruto de la experiencia histórica, en la medida en que se convierte en un nuevo Logos, una nueva Ley, mientras que como clase en-sí es una clase dominada por la muerte: las huelgas salvajes, las rebeliones, las formas de resistencia que hunden sus raíces en el odio y no en la teoría."


2 comentarios:

  1. Que critica estalinista ! Asi que el problema de Althusser es que es burguès? Y Marx q era? para no hablar de Del barco que debe ser Zulú. Y esa apropiación del odio como motor de la revolución? Esa es insólita! Más odio que Videla... La mejor crítica a Althusser se la realizó el mismo: " mi universo de pensamiento ha sido abolido, no puedo pensar más" y se declaró un " farsante ". Algo de eso necesitan los Gramscianos y troskistas...menos careteo che...
    salu2!

    ResponderEliminar
  2. Uh...saltó el mainstream de Consultora X...ay Artemio...larguemos un par de gràficos y sostengamos la miseria. Con eso no hace falta ahorcar a la jermu, no?

    ResponderEliminar