martes, 17 de julio de 2012

Una fotito cara al Relato




Agradecemos el "recuerdo" al blog "Puede Colaborar"

Por Ricardo Ragendorfer
La entrevista tuvo lugar el 2 de julio de 2004 en un pequeño departamento situado en la calle Rodríguez Peña 279. Su único habitante, un tipo de mejillas hinchadas y mirada gris, ya había relatado algunos pasajes de su vida, antes de clavar los ojos en un punto indefinido del espacio; entonces dijo:
–¿Sabe quien trabajó como agente con nosotros en el Batallón 601?
Y sin esperar la respuesta, aportó un nombre: Gerardo Martínez, nada menos que el actual secretario general de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra).
El tipo, entonces, agregó:
–Fue fácil reclutarlo; ese muchacho tenía un homicidio encima.
El tipo remató la frase con una sonrisa.
Se trataba del ex capitán del Ejército Héctor Pedro Vergez, famoso por sus crímenes en el campo de concentración cordobés de La Perla.
En esa ocasión, también precisó que el sindicalista había ingresado a la Inteligencia militar a fines de 1981. Era difícil creerle. Es que el culto a la verdad no formaba parte de las virtudes de ese hombre. En consecuencia, el asunto pasó rápidamente al olvido. Sin embargo, el represor no había mentido.
Siete años después, el nombre del titular de la Uocra aparecería en el listado del personal civil que integró el Batallón 601. El martes pasado, otro gremio de la construcción y un grupo de organizaciones de derechos humanos le pidieron al juez federal Sergio Torres que determinase cuál fue su rol en la estructura militar que coordinó la aplicación del terrorismo de Estado durante la última dictadura

NOTA COMPLETA NADA MAS Y NADA MENOS QUE ACÁ

No hay comentarios:

Publicar un comentario