martes, 30 de julio de 2013

Cristina, Bismarck y el trasero del Papa


Leemos:
"(...) cuando Bismarck llegó a las elecciones forzadas, prefirió besar al Papa en el trasero, antes que a la revolución en los labios"
F. Engels a F. Sorge, 29 de abril de 1886
Parafraseamos:
"Cuando Cristina llegó a las PASO "forzadas", prefirió besar a Chevron en los pies, al Papa en el trasero y la Mazorca en los labios"

Se ve que los particulares gustos bonapartistas vienen de tiempos antediluvianos y son universales, solo empeoran con el paso del tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada