martes, 16 de julio de 2013

Lenin y el "Proyecto X"


Como siempre dijimos, es mejor releer que leer. Y estamos releyendo el ¿Qué hacer? de Lenin, aprovechando la muy buena edición de las Obras Selectas del IPS. En otro texto de la misma edición, Lenin dice que desde que el marxismo adoptó el carácter de ciencia, hay que tratarlo como tal, es decir, hay estudiarlo. No fue la suerte del ¿Qué hacer?, tan controversial, como poco entendido y mucho menos estudiado. 
Más allá de estas cuestiones, leyendo el fragmento que reproducimos abajo, no pudimos dejar pensar en el debate que se desarrolló en las instancias previas al acuerdo del Frente de Izquierda y que expresaba mucho más que matices tácticos, sino profundas diferencias sobre la praxis revolucionaria. Distintas (y hasta opuestas) concepciones en torno al rol de la agitación política, a la (in)utilidad de los "llamamientos" generales ( para "hacer" campaña electoral, por ejemplo), y sobre los "tribunos populares", En síntesis, la diferentes formas de entender la dialéctica entre lucha económica y lucha política. Y tenemos este fragmento justamente en el ¿Qué hacer?, un texto muy "abusado" por nuestros adversarios, donde creen encontrar las "20 verdades" para defender un politicismo electoralista, que es la contracara lógica de un sindicalismo economicista. Acá y acá, pueden leerse algunos elementos de ese debate entre la política concreta y los "llamamientos" rutinarios y generales.   
Dice Lenin: "En cuanto al llamamiento dirigido a las masas para la acción, surgirá por si mismo cuando se realice una categórica agitación política y denuncias vivas y convincentes. Sorprender a alguien con las manos en la masa y estigmatizarlo en el acto ante todo el mundo y por todas partes produce mayor efecto que cualquier "llamamiento"; y las consecuencias suelen ser de tal magnitud que más tarde ni siquiera es posible determinar con precisión quién "llamó" a la muchedumbre, quién lanzo tal o cual manifestación, etc. Sólo se puede llamar a la masa a una acción -en el sentido concreto de la palabra y no en general- en el lugar de la acción; no se puede exhortar a la acción a los demás sin dar el ejemplo uno mismo y de inmediato. A nosotros, como publicistas socialdemócratas, nos incumbe ahondar, extender e intensificar las denuncias políticas y la agitación política" (los destacados son nuestros). 

  

1 comentario:

  1. "las consecuencias suelen ser de tal magnitud que más tarde ni siquiera es posible determinar con precisión quién "llamó" a la muchedumbre"

    me pregunto yo en que difiere ésto de cualquier linchamiento suburbano

    ResponderEliminar