martes, 1 de octubre de 2013

La revolución kirchnerista



Hoy dimos unas vueltas largas por Monte Chingolo en el sur del conurbano. Por esos barrios donde las numeraciones son un bardo como la vida misma. Una calle salta del 3200 al 3900 de una cuadra a la otra, y para llegar al 3400 hay que recorrer unas 7 cuadras, dando una vuelta porque se corta en el "campito" y "la numeración de la Dinamarca es un desastre, está hecha para confundir a la gente", como nos explica el imprentero. Si las "prefabricadas" que son la media de las viviendas no tienen cloacas, ni gas natural (algunas ni agua potable) y solo haciendo mucho esfuerzo se le puede llamar "asfalto" a lo que cubre la calle; qué importancia puede tener el numerito que tiene la casa en la puerta.
Temprano, aunque no de madrugada, vemos las patrullas con pecheras de los que pertenecen los planes "Argentina Trabaja". Hombres y algunas mujeres limpian a su ritmo las calles, guardan la mugre en una bolsita negra y las acomodan de a dos en las esquinas. Algún camión pasará después a buscarlas. 
"El keynesianismo kirchnerista", me dicen Juan D.; y reflexiono en voz alta: un plan de estos, algunas asignaciones universales, y la changa precaria, son las "conquistas" cada vez mas licuadas por la inflación, con las que se sigue rascando la olla, y mirándole la cara al dolor.
Un poco sectariamente, pero describiendo hechos objetivos de una tiempo histórico que efectivamente no tenía el derecho a autodenominarse "revolución", Milcíades Peña dijo: "Sindicalización masiva e integral del proletariado fabril y de los trabajadores asalariados en general. Democratización de las relaciones obrero-patronales en los sitios de trabajo y en las tratativas ante el Estado. Treinta y tres por ciento de aumento en la participación de los asalariados en el ingreso nacional. A eso se redujo toda la ‘revolución peronista’"
Trabajo precario, plan Argentina Trabaja y Asignación Universal por Hijo, ¿a eso se redujo la "revolución kirchnerista"?. Y sí, por eso mismo pierde, alargando la agonía de la derrota en dos tiempos, "la madre de todas las batallas". Después de todo, "con el agua en los pies, no es difícil odiar".

3 comentarios:

  1. los caballeros de la quema, que épocas!!

    por lo demás, parece una excursión de safari al suburbio para decir una vez de vuelta en el departamento lo mal que viven las masas explotadas y darse por satisfecho en la conciencia revolucionaria por oponerse al kirchnerismo, corolario normal de un sector de la clase que vive en su ombliguismo y nunca va a reconocer(se) en la propia historia del pueblo, no es casual la cita elegida de milciades peña: desde el poblamiento del continente hasta el día de hoy nunca nada nunca estuvo bien o merece ser rescatado, porque en definitiva el pueblo se ha equivocado siempre (nunca votó a la autodenominada izquierda para que gobierne).

    un abrazo




    ResponderEliminar
  2. Pato, estás crispado por la penosa derrota y porque tanto la vuelta de la política y la vuelta de la política, para que todo termine en ....Scioli y el aire y sol... te entiendo
    La chicana tendría sentido si no fuera que nací y viví en el medio "safari", pero del otro lado del sur...
    saludos
    FR

    ResponderEliminar
  3. Fernando, si bien no nos conocemos los dos sabemos que gane o pierda el kirchnerismo la discusión entre nuestras miradas se repitirá invariablemente.
    a mi la suerte del gobierno no me duele, lo que nos va a doler a ambos (creo) es cuando se vuelva a escuchar el "fulano se quedó sin laburo" a raudales, o el nunca escuchado (porque la inventó el kirchnerismo) pero nada improbable "con la asignación ya no compro ni dos kilos de carne": somos grandes y sabemos de qué lado estamos y tenemos que estar parados, a quienes tenemos que organizar y donde está el enemigo

    un abrazo


    ResponderEliminar