lunes, 6 de enero de 2014

El factor Bergoglio y la transición argentina


El enigma y el temor de los dueños del país y sus representantes está centrado en la capacidad del régimen político para una garantizar una transición ordenada hacia el 2015. Ya no se discute el fin de ciclo -excepto en el cristinismo duro-, sino cómo será el pos-kirchnerismo y quiénes serán sus agentes. Alrededor de qué eje podrá articularse un nuevo partido (o coalición) del orden.
Los interrogantes surgen porque la transición en curso contiene muchos elementos inéditos, comparado con el “normal” catastrofismo argentino en tiempos de fines de ciclo. En principio -aunque nunca puede descartarse-, no hay debacle económica y su consecuente crisis social aguda (las “hiper”, inflación o desocupación), como pasó en otros momentos históricos (1989-2001); factores que actuaron como disciplinadores tanto de los de arriba, como de los de abajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada