miércoles, 5 de septiembre de 2012

Córdoba, los “cordobesismos” y la izquierda ("mini" columna en Diario Alfil)

Publicado en la edición especial del primer aniversario del 5/9/12 del Diario Alfil de Córdoba
Mayo 1969

Fernando Rosso 

frossocba@gmail.com 


Remontarse a los últimos años de la historia de Córdoba, echa un poco luz sobre el presente y sobre los movimientos de una sociedad tan compleja, como apasionante. 
El kirchnerismo recorre desde hace un tiempo su “punto de llegada” (Revista Crisis nro. 10) y esto, más allá de nuevos triunfos electorales más o menos resonantes. Y ese momento lo encuentra en Córdoba sin ninguna construcción, ni peso político propio que haya superado el estadio de secta. 
Pero el delasotismo “recargado” que emergió luego del aggiornamiento de la campaña de “José Manuel y Alicia”, tampoco encuentra a la misma Córdoba de los años crepusculares del neoliberalismo. 
Una reconstrucción de actores sociales clásicos siempre protagonistas en la historia de Córdoba, se produjo durante estos años: un nuevo mapa social del movimiento obrero e inicios de un despertar político de la juventud estudiantil. 
Los jóvenes que salieron a la calle en 2010 fueron expresión más de los nuevos tiempos, que de los reclamos edilicios o los “peligros” de una ley tan críptica como de difícil aplicación. El ímpetu delasotiano en el tradicionalismo familiar y anti-juvenil se dará de frente contra un nuevo espíritu de época. El kirchnerismo tiene la contradicción (además de haber sido aliado de De la Sota en las últimas elecciones) de que su “momento de llegada”, lo obliga a ubicarse en lo social a la derecha del gobernador (la armonización de la Caja es una expresión). 
Al “cordobesismo” blanco que se pretende restaurar, lo persigue (como a William Wilson) el otro “cordobesismo” que también marcó la contradictoria historia de la provincia y la ubicó a la vanguardia de la Nación por la radicalidad de sus luchas obreras y estudiantiles o la avanzada de sus movimientos políticos e intelectuales. 
En ese marco enfrenta sus desafíos la izquierda. El peso electoral conquistado en 2011, como parte de un nuevo protagonismo nacional de la “extrema izquierda”, es solo un aspecto superestructural, tan necesario, como insuficiente. Su protagonismo indiscutible en las luchas sociales le impone el desafío de una construcción orgánica que le otorgue gravitación decisiva en los tiempos por venir. 

2 comentarios:

  1. Mientras va aclarando la cosa nos preparamos para que, entre los dos "cordobesismos", la lucha sea "de igual a igual"...como le gustaría decir al Bocha... (los blancos vs los rojos...)

    ResponderEliminar
  2. Vaya dato para tu nota, el gallego que fue a inaugurar una comisaria y unos estudiantes que le hacen un piquete a su auto para en reclamo de sueldos adeudados a sus docentes...

    http://www.lavoz.com.ar/noticias/politica/fue-inauguracion-se-encontro-con-protesta

    ResponderEliminar