martes, 20 de mayo de 2014

El kirchnerismo y sus “hombres de confianza”

Enlace permanente de imagen incrustada
Foto extraída del twiter del (ejem...) filósofo, Dante Palma

Fernando Rosso

@RossoFer

En la provincia de Mendoza existe un dicho popular -por lo menos en los ámbitos politizados-, que afirma que “si se rasca mucho a un radical, te sale un ganso”. Esto quiere decir que todo referente o dirigente radical esconde en su esencia, los valores y las ideas políticas del conservador y jurásico Partido Demócrata. El resto, la imagen de la superficie, es pura simulación para las campañas electorales.
El mismo aforismo podría aplicarse al kirchnerismo (y a gran parte de la casta política argentina), hay que tener cuidado con rascar mucho a un kirchnerista, porque lo más probable es que emerja un duhaldista o un menemista y hasta un “ruckaufista”.
Cierto kirchnerismo que venía de capa caída porque parecía no quedarle otro destino que la resignación de aceptar a Scioli como única continuidad posible, muestra un tímido entusiasmo porque comienzan a lanzarse “alternativas” de posibles competidores que despiertan la ilusión de desbancar al gobernador bonaerense en la interna del FPV-PJ. 
Entre ellos está Florencio Randazzo, que fue Jefe de Gabinete durante la gobernación de Eduardo Duhalde y luego fue funcionario de la provincia de Buenos Aires durante el gobierno de Felipe Solá. Recientemente su padrino político (Duhalde) que está militando por la unidad de Scioli y Massa, dijo que mantiene contactos con Randazzo, porque “sabe de sus convicciones”.
Sin embargo, la novedad más reciente fue el lanzamiento casi formal de Julián Domínguez, para postularse entre los presidenciables de la coalición oficialista. Domínguez, actual presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, puso en marcha días pasados en Mar del Plata, al Grupo San Martín (GSM), al que definió como “una construcción colectiva que aportará ideas para continuar el proyecto nacional”. La crónica periodística dice que del acto participaron unos 2 mil militantes y dirigentes, entre los que se contaron Diego Bossio, María Eugenia Bielsa, legisladores nacionales y provinciales, intendentes, empresarios, y referentes de movimientos sociales, del mundo académico y de la cultura. Entre otros, integran el GSM el juez federal Carlos Rozanski; el abogado constitucionalista Eduardo Barcesat; el vicepresidente del Banco Nación, Alejandro Acerbo; el decano de la Facultad de Ingeniería de la UNLP, Marcos Actis; el cantautor Ignacio Copani; la secretaria de Género de la CTA, Estela Díaz. 
La nota casi de color (opaco) la dio la presencia del (ejem…) filósofo Dante Palma, actual panelista de 678, quién compite con Orlando Barone por el protagónico del papel más patético en el moderno diario de Yrigoyen versión siglo XXI; y de Carlos Kunkel, uno de los autores de la recientemente fallida “ley antipiquetes”. 
Rasquemos un poco (no tanto) en la trayectoria de Julián Domínguez, la nueva esperanza blanca de cierto progresismo para competir con la “derecha” de Scioli. Algo así como un mal menor, dentro de otro mal menor.
En octubre de 1999, la Alianza ganaba las elecciones a nivel nacional y encumbraba al inefable Fernando De la Rua en la presidencia. La provincia de Buenos Aires, sin embargo, quedaba en manos del peronismo: Carlos Ruckauf y Felipe Solá, eran elegidos gobernador y vice. Poco antes de asumir y en el mismo acto en el que confirmaba que Aldo Rico sería su ministro de Seguridad y Raúl Othacehé ocuparía el Ministerio de la Gobernación; Ruckauf anunciaba que Julián Domínguez, su “hombre de confianza”, se haría cargo de la cartera de Obras Públicas (http://bit.ly/1mQhpqJ). La relación entre ambos venía desde mediados de los años 90, cuando trabajaron juntos en el Ministerio del Interior, bajo el gobierno de Menem.
En la campaña electoral para la gobernación, Ruckauf se había hecho famoso y pasó a la historia por sus propuestas para la llamada inseguridad, que dejarían a Massa y sus cámaras callejeras casi como un inofensivo garantista. “A los delincuentes hay que meterles bala (…) no hay que tener piedad (…) al policía que mata a un delincuente hay que condecorarlo, no procesarlo (…) al que delinque hay que darle por la cabeza, (…) la bala que mata a un ladrón es la bala de la sociedad”, había afirmado “el Hombre que rie”, como lo calificó en su libro sobre la biografía  de Ruckauf el periodista Hernán López Echague.
Yendo un poco más atrás en la historia de Ruckauf, la periodista alemana Gabriela Weber, quien investigó la desaparición de obreros y delegados en la planta de Mercedes Benz de Cañuelas y la complicidad del gremio SMATA, la dirección de la empresa y el entonces Ministro de Trabajo, Carlos Ruckauf, confirmó que éste había solicitado "la eliminación de los subversivos de la fábrica", cuando ocupaba esa cartera en 1975 bajo el gobierno de Isabel Perón.
El martes 5 de septiembre del 2000, el diario Hoy de La Plata, publica que su página ocho un artículo titulado “Domínguez salió en defensa de Ruckauf por las críticas vertidas desde la Nación” (http://bit.ly/RRwsVn) donde se informaba que esté funcionario que siempre estaba en la primera fila en la defensa de Ruckauf, protestaba porque se pretendía minar la confianza entre el presidente (De la Rúa) y el gobernador, que eran… “hombres de confianza”.
A comienzos de enero del 2002, Ruckauf renunciaba a la gobernación de Buenos Aires, en medio de crisis, protestas, atrasos en los pagos a los trabajadores estatales y patacones; y asumía Felipe Solá. El diario Clarín informaba que “Julián Domínguez, estrecho colaborador de Ruckauf, permanecería en Obras Públicas” (http://clar.in/1mRZpft). 
Su ascenso siguió en 2002 cuando asumió Eduardo Duhalde como presidente (Ruckauf fue canciller) y él obtuvo el cargo de vicejefe de Gabinete. En 2003, trabajó junto a José Pampuro en el Ministerio de Defensa.
Dentro de lo que ya es todo un prontuario más que un currículum vitae, tiene en su haber, lo que suponemos que a esta altura serán solo “delitos menores” para cualquier desmoralizado progresista K. Fue uno de los jefes de campaña de “Chiche” Duhalde cuando en 2005 enfrentó a Cristina en las elecciones legislativas. Y en 2009, luego de la derrota y la capitulación del gobierno frente a nada más y nada menos que la mismísima oligarquía, asumió la dirección del flamante Ministerio de Agricultura, con la presencia en pleno de la Mesa de Enlace de las patronales agrarias. No oculta su simpatía con “el campo”, especialmente y sobre todo, con sus dueños.
El hilo negro de toda esta trama que va desde la actuación de Rukcauf en los años previos a la dictadura, el manodurismo, hasta la ley antipiquetes de Kunkel y que tienen su punto de encuentro en el apoyo a Julián Domínguez, fue “teorizado” filosóficamente por el (ejem…) filósofo Dante Palma, cuando todavía no era famoso y antes de pasarse con “armas y bagajes” al progresismo nacional. En un artículo del portal “La Política Online” afirmaba: “En ocasión del conflicto por los despidos en Kraft, firmado por diversas agrupaciones de izquierda, aparecieron una serie de carteles en varias dependencias de la Universidad de Buenos Aires afirmando “Viva la huelga” (…) La confluencia (de las supuestas izquierdas y derechas NdR) no debe sorprender puesto que, una vez más, ambos sectores se benefician con la hipótesis del caos” (sic). Y en esta imperdible pieza de la filosofía política nacional, agregaba ya un poco más verborrágico y casi macrista “Por otro lado, ¿es posible que el pensamiento progresista y de izquierda tenga un desprecio tan profundo por el espacio público? Más específicamente: ¿es posible que no haya clases en el Buenos Aires porque 12 chicos fueron castigados por irse sin permiso o que se tomen las facultades en apoyo a la huelga de Kraft? ¿Los cientos de miles de personas que viajan en el subte todos los días pueden ser rehenes de la interna gremial?”.Finalmente remataba con una conclusión de alto nivel y de claro tinte kunkeliano: “¿Puede ser que 20 tarados se arroguen el derecho de apropiarse de una avenida, un puente o cualquier espacio perteneciente a todos, por cualquier razón?” (http://bit.ly/1lCSHG0). Hay que confesar que acá no hubo que rascar mucho para que salga el ganso, en el amplio sentido del término.
Las infelices coincidencias entre los participantes del Grupo San Martín de apoyo a Julián Domínguez no son producto de la casualidad, simplemente son... hombres de confianza.

11 comentarios:

  1. No entiendo qué pretende "descburir" esto. Naturalmente, que muchos kirchneristas vienen del peronismo. No se pretenderá que hayan apoyando la candidatura a gobernación de Fernandez Meijide. Lamentablemente predomina en el gobierno un discurso izquierdista pseudoprogre que no ayuda en nada. No se san cuenta que les resta y que no hace falta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni más, ni menos que lo que dice el artículo. Si se llamaran honestamente duhaldo-menemistas y archivaran el relato seisieteocho, no habría drama, las cosas estarían clarísimas. Pero como "Lamentablemente predomina en el gobierno un discurso izquierdista pseudoprogre...", hay que "des - cubrir" al "ganso" que todos llevan adentro.
      Además, una cosa es venir del peronismo, pero un "matiz" para nada desdeñable es ser el lisa y llanamente "pollo" y estar formado en la escuela del facho de Rucucu.
      Cuantan que "Los peronistas que ven en él a un hombre afecto a la deslealtad le dicen Tessaire, Teseire a secas, en referencia al contralmirante que fue vicepresidente de Juan Domingo Perón en el último tramo de la segunda presidencia del general”. El contralmirante Tessaire fue el encargado de brindar la información necesaria a los militares que encabezaron el golpe de Estado contra Perón en 1955. “Tessaire: un símbolo de traición”, escribe López Echagüe en la biografía sobre el actual diputado del Partido Justicialista". Fue "participacionista" con Vandor, bajo el gobierno de Onganía; luego cuando estuvo cercano a Lorenzo Miguel, lo cuidaban ocho matones, entre ellos un integrante de la "Triple A". La revista nazi El Caudillo, lo calificaba como "el compañero dirigente obrero y ministro de Trabajo", recibía a Videla antes del golpe y la pasó cómodo en la dictadura, bajo el monitoreo de Massera.
      http://www.voltairenet.org/article136500.html
      El "ADN Tessaire", parece constitutivo de la "filosofía" de estos "hombres de confianza", llamados a combatir a la derecha y profundizar el "proyecto nacional"
      saludos
      FR

      Eliminar
  2. Bueno, un comentario devastador. La trama destejida del archiconocido intento de prolongar bajo nuevas formas y personajes la misma estructura de poder, el sueño de prolongar mas allá de las crisis la misma matriz de dominación. Me gusto el articulo porque ayuda a abortar un intento mas de la ideología funcional al capitalismo, que se propone atraer votos para seguir sin resolver la contradicción principal: capital versus trabajo asalariado. No hay salida novedosa a los problemas sin resolver bajo ninguna alternativa kirchnerista. Estas con el capital en contra de los trabajadores o a la inversa, con los trabajadores en contra del capital. Lo demás es engrupir a la gilada. En ese sentido, hasta el presente, la respuesta es la coalición política de izquierda. Todos somos dueños del puente o la Panamerica para circular, pero nadie tiene derecho en nombre esta razón, de tergiversar el sentido de un corte que dan los trabajadores con problemas con el poder dominante.

    ResponderEliminar
  3. el tema pasa por el hilo de relación entre el ¨progresismo¨ kirchnerista y el profundo ¨matiz¨ fascista de los elementos pertenecientes a la derecha peronista. por esa razón para nada resultan extrañas las consideraciones orientadas a desenmascarar al ¨ganso¨.

    básicamente podría sostenerse que la matriz encargada de darle cuerpo y forma al kirchnerismo es de naturaleza fascista; aunque recubierta con el caramelo envenenado llamado ¨progresismo¨






    ResponderEliminar
  4. No. La matriz kirchnerista es populista, o sea que es una matriz capitalista, de un catolicismo de opción por los pobres -mezclado con líneas menores, subordinadas y dominantes-, a los que les concede una redistribución mísera de la riqueza y les contiene el impulso revolucionario, que es confuso y de una violencia caótica cuando surge porque en el proletariado cunde la ideología dominante, por medio de las iglesias y los partidos y medios de comunicación hegemónicos, que lo desorganiza y le deforma la comprensión de la realidad. Comparte con el fascismo la represión al socialismo, pero se le diferencia en las formas, que son más leves, aunque sean muy duras, y en el tipo de gobierno, que es de democracia representativa, aunque también autoritario. El populismo, en tanto que es una doctrina incoherente, también contiene fuerzas progresistas, que están en contradicción con el núcleo capitalista del modelo, y que también son confusas, oscilan entre la lucha por la liberación y el conservadurismo.

    ResponderEliminar
  5. curioso ese ¨No¨de Juan Cháves.

    quizas le vendría bien pegarle una recorrida a los escritos de trotsky sobre el frente popular en la república española así como sus analisis sobre el populismo.

    lo que se encuentra manifiestamente implícito en en el kirchnerismo es su pertenencia a la porción más retrograda del peronismo: la fascista tres A y los sectores ligados a esta. ejemplos hay demasiados. solo hace falta observar a algunos de los funcionarios avalados directa o indirectamente por él: Milani, Granados son detalles al respecto

    ResponderEliminar
  6. Me parece bueno el debate. Entiendo ls necedidad de desenmascarar a los "gansos" y creo q el post es muy bueno en ese sentido. Tambien creo q aporta en mostrar una logica politica del mal menor o, dicho de otro modo, un profundo desden y rechazo hacia la clase obrera y su potencial revolucionario.
    Me surge una duda con respecto a la frase: " la matriz encargada de darle cuerpo y forma al kirchnerismo es de naturaleza fascista". ¿Se refiere a su caracter de clase? Entiendo que de ser asi esta afirmacion podria aplicarse a cualquier otra forma de dominio burgues. O bien que el fenomeno social y politico que es el fascismo es un fenomeno de la sociedad de clases, como otras formas de dominio burgues (con las cuales tiene duros conflictos) como la democracia burguesa o el bonapartismo, pero con sus caracteristicas especificas (movimiento de masas pequenioburgues, metodos de guerra civil, odio profundo hacia el proletariado, demagogia,etc). A partir de ahi entonces que acabar con el fascismo o con la amenaza del fascismo es acabar con las bases materiales de donde surge, es decir de la siciedad de clases capitalista. No se si la frase hace referencia a esto o a alguna particularidad mas especifica del kirchnerismo q se me escapa. Q los progres convivan y/o compartan espacios de poder con elementos rancios reaccionarios no creo q sea una particularidad especifica del kirchnerismo.

    ResponderEliminar
  7. El surgimiento del kirchnerismo se encuentra relacionado con el duhaldismo. y a su vez este con la variante más retrógrada (fascista) del peronismo.

    segun el grado de descomposición de las clases dirigentes, pueden llegar a producirse modificaciones cruciales para su sobrevivencia. en la república española ocurrió precisamente eso. si bien la republica en si era una imposición ocasionada por la clase obrera en movimiento, tambien implicaba una especie de dique de contención hacia este avance.

    obviamente que la superacion de semejante instancia podía dar como resultado la dictadura del proletariado o la liquidacion de esta gracias a la variante fascista de Franco.

    Franco significaba la restauración del Estado capitalista a partir de su expresión mas retrógrada. esto implicaba que en la matríz de la república venía cocinandose algo relativamente cercano a los intereses del franquismo : el estalinismo.al resultado de semejante puesta en escena se la puede observar con claridad en la actuación que tuvo el stalinismo en los acuerdos de yalta.

    ResponderEliminar
  8. coincido a grandes rasgos, pero me parece un debate ya antiguo. Si obviamos el discurso y las consignas pseudo progres y en algunos casos hasta izquierdistas, discurso que cada dia se va a apagando mas para ser reemplazado por la marchita pejotista y el "Somos todos compañeros, el kirchnerismo termina siendo una banda de ladrones con necesidad de perpetuarse en el poder para negociar impunidad.
    En algun momento, quienes acompañamos al kirchnerismo desde la izquierda vimos un espacio donde se podia disputar poder a la derecha pejotista en el ambito nacional y popular. Pero. Cuando murió Nestor se acabaron los espacios politicos dentro del kirchnerismo. CFK en su egolatria destruyó toda posibilidad de critica. Por lo tanto quienes sinceramente creíamos en el debate nos vimos lenta pero constantemente expulsados. No podes debatir con un pelotudo que todo lo contesta con "Nosotros somos ella".
    Por lo tanto quienes se quedaron, lo hicieron por una necesidad laboral, penal o porque creen en esa forma de gobierno dogmática y condenada al fracaso.
    Y está condenada al fracaso porque sus máximos dirigentes no son criticados pese a no tener la mas puta idea de como armar una Unidad Básica. Por lo tanto el kirchnerismo se transformó en un espacio político incapaz de construir politicamente. Esta incapacidad de construccion, de la mano de un discurso dogmatico y alejado de la politica, hizo que el kirchnerismo se dedique a consumir poder con el dogmatismo y no generar nuevas fuentes de poder con construcción política. De ahí su recaída en el PJ. http://marianoandresmontenegro.blogspot.com.ar/2013/09/cristina-el-pendulo.html




    ResponderEliminar
  9. el problema con la construcción de espacio bajo el dominio del kirchnerismo consiste en que desde su nacimiento el rol que por naturaleza le ha cabido a este ha sido la restauración de la ¨función¨del Estado . Sobre todo porque la encargada de jaquear esa ¨función¨ fue la crisis del 2001.la ¨representatividad¨ de la clase política venia cayendo a pique desde mucho antes de diciembre de ese año.

    en las elecciones llevadas a cabo con anterioridad a la debacle, el alto porcentaje de votos en blanco y la negativa a concurrir a avalar el sistema electoral, fue en aumento.

    el fantasma de esta situación fue quien recientemente puso sobre la superficie la necesidad de multar la no concurrencia a votar.cosa que instrumentó el kirchnerismo y que,obviamente, contabilizó como beneficioso la oposición.

    lo anterior implicaba que esa restauración de la función del Estado avalaba construcciones políticas como la pergeñada por N K .

    y que las mismas se encontrarían atadas al método determinado por aquel.

    en sustancia, mas de lo mismo. pero edulcorado.para la gilada

    ResponderEliminar
  10. Gente: gracias a todos por comentar. Como el debate derivó en torno al carácter del kirchnerismo. aporto este post del 2011 que en su momento generó bastante polémica y donde damos una visión sobre el proceso. saludos. FR
    http://elviolentooficio.blogspot.com.ar/2011/09/del-nac-la-restauracion-leyendo-desde.html

    ResponderEliminar