viernes, 5 de noviembre de 2010

El "Gringo", la Oligarquía y el nuevo movimiento estudiantil


Leímos acá y vimos ayer cómo un desencajado Schiaretti acusaba de "pro-oligarcas" a los estudiantes que se oponen al anteproyecto de reforma de la ley 8113 de educación provincial. "Parece como si se estuvieran desahogando" relató el cronista del noticiero del 12, mientras mostraban los efusivos gritos del gobernador (y su Ministro de Educación). Lo que pasa es que los estudiantes le escupieron el asado al Gringo, que quería retirarse glorioso (no habrá reelección) para mantener su "imagen" y volver la próxima o estar "limpio" para cuando lo necesiten.
Parece que rápidamente adoptó su nuevo papel como parte del "armado" post-acto de Santa Isabel y hasta explicó qué significa ser "nacional y popular" y "progresista". El detalle es que todo esto es para defender un proyecto de ley discutido con el Consejo Católico de Córdoba y otras instituciones tan "antioligárquicas" como ésa.
El "Gringo", que defendió a muerte la rentabilidad de los sojeros y es un fiel empleado de la otra "oligarquía" - la industrial de las multinacionales automotrices- acusa a los estudiantes, docentes y padres de pro-oligarcas y se ensaña en particular con aquellos aglutinados en la Interestudiantil. Debería tener cuidado con ese tonito que suena a "zurdaje" ya que puede perder "por derecha" lo que pretende ganar "por izquierda" y Juez (panqueque con diploma y todo), ni lerdo ni perezoso, podrá aprovechar gustoso el "giro", al igual que los radicales.Tener en frente a De la Sota, Schiaretti y la "viuda" puede ser un regalo del cielo para ambos.
Pero como ya planteamos, si éste puede ser parte del "proyecto", el "Gringo" puede declararse Lenín, Trotsky y el Che juntos....
Lo que no entendimos muy bien es qué habrá querido decir acá "Supermario" Grahovac, Ministro de Educación, con eso del mayor "acentuamiento" y una responsabilidad principal e "indelevagable" del estado !?!??

Los estudiantes, sus logros y lo que aún falta

Pero dejemos que a SUS problemas, los arreglen entre ELLOS.
Para nosotros lo importante es ver lo que logró este gran proceso de lucha que dio nacimiento a un nuevo movimiento estudiantil, sobre todo en secundarios y en algunos sectores de vanguardia de la Universidad:

  1.  El conjunto del movimiento que empezó con las tomas logró arrancarle planes de obras para los colegios y "legitimó" un método de lucha y acción directa, como las tomas de escuelas, las movilizaciones masivas y los piquetes en toda la ciudad. Una práctica que no se veía hace años en Córdoba y que complicó sobremanera al Gobierno y sus aliados que querían hacer pasar sin pena ni gloria, en una Legislatura adicta al PJ.
  2.  Puso en discusión, a partir de la ley, el carácter de clase del conjunto de la educación, no sólo en lo que hace a las cuestiones estructurales (déficit edilicio, presupuestario etc), sino al contenido y "al servicio de quién" se forma en las escuelas. Con un gran cuestionamiento a la Iglesia y a la injerencia de las empresas, la demanda de una educación de "calidad" cruzó el movimiento. El Gobierno incluso tuvo que retroceder algunos pasos y aclarar que si se dicta educación religiosa debe ser de modo "extracurricular". La presentación de la ley y la "sacada" del Gringo (que estaba más colorado de lo que la normal ingesta de tinto lo pone), los mostraban a la defensiva.
  3.  Como parte de esto, el movimiento se enfrentó al conjunto del régimen político cordobés: el gobierno, la legislatura, los partidos patronales, la burocracia sindical docente y la Iglesia, e inclusive hasta a Scotto y la UNC, que fueron parte de la elaboración del proyecto por "consenso". Demostrando que el "consenso" del régimen "por arriba", está muy lejos de convencer o cautivar "por abajo". Y le arrancó declaraciones en contra de la ley, haciéndolos desdecirse, a algunos que habían sido parte de la elaboración, como el Consejo Superior de la UNC.
  4.  A esta pelea, la dio porque pudo conquistar una organización en base a asambleas por escuela e institución, la Asamblea Interestudiantil, que permitió el desarrollo del movimiento y unificó a secundarios, docentes, universitarios y terciarios, demostrando la potencia de la autoorganización que además se mantiene organizada. Diferente fue la deriva de los "Secundarios Arriba-Libres del Sur" (y todos sus sellos, SUC etc), que mostraron sus formas burocráticas y sin control de asambleas , completamente acordes con su política divisionista y transera con el gobierno, ya opinan que no tienen que rendir cuentas a nadie, lo que les valió criticas de compañeros de base de los colegios donde dirgían. Así es que terminaron siendo una ínfima minoría del movimiento y con un gran sector de compañeros compañeros de las escuelas que dirigían, sumándose a la Interestudiantil.
  5.  Finalmente, y quizás lo más importante, surgió un amplio sector de jóvenes que hace su primera experiencia política y militante, enfrentando al conjunto del régimen, con el que comenzó un proceso de "escisión" y donde se abrieron infinidad de debates políticos, ideológicos y estratégicos con el sector más avanzado. Un movimiento que (ante la inexistencia "por abajo" del 2001 en Córdoba) va directamente, en el rescate de su memoria histórica, hasta Mayo de 1969, es decir, el "Córdobazo" y su unidad obrero - estudiantil. No menor es este aspecto en una ciudad que con muchos cambios de por medio, vuelve a conglomerar a miles de obreros metalmecánicos (así como en otras ramas como la alimentación). Un viejo militante nos decía que esta lucha le recordaba a la vanguardia que surgió con la "laica o libre" en 1958; que inclusive aquellos colegios que hoy eran "referentes", también lo fueron en esa lucha y que de allí surgió gran parte de la generación que, diez años más tarde, terminó militando en las distintas variantes de la izquierda radicalizada tras el Cordobazo. 
Comenzar una discusión sobre las perspectivas estratégicas de esta nueva juventud (que a nivel nacional quieren cooptar los K - habrá que ver...pero no parecieran tener en estas tierras mucho "predicamento") es la tarea más interesante para quienes a la vez que acompañamos con todas nuestras fuerzas las luchas como éstas. Pero entendiendo a su vez la urgencia de discutir la necesidad de una organización política de la juventud junto a la clase obrera para que, sobre la base del balance de los 70, se prepare para los nuevos Cordobazos, con la ambición de esta vez sí, triunfar.

3 comentarios:

  1. Agradezco a la correctora on line que dedica su valioso tiempo para darme una mano.

    ResponderEliminar
  2. Fer: puedo subir a facebook algunas de las "notas" ya que estaria bueno difundirlas ahi y expandir las discusiones...

    Fijate y avisa...

    ResponderEliminar
  3. Seba, obviamente, esa es la idea...un abrazo

    ResponderEliminar