viernes, 25 de julio de 2014

Los numeritos del Dr. Artemio (o las “bombitas” de Lopez ¿o Rodríguez?)



El dibujador oficial de números es merecedor a esta altura de la creación de una Secretaría. Debería llamarse algo así como “Secretaría de coordinación estratégica de manipulación de números nacionales (electorales, económicos y afines)”. Después de todo un pensador libre...de escrúpulos, de la misma calaña y menor ¿o mayor? envergadura ya tiene la suya y es una verdadera injusticia que alguien que ha mostrado una “lealtad” absoluta y total (en mi barrio se le decía de varias otras maneras), no tenga su título de flamante secretario y dibujador nacional "Honoris Kausa".
Se trata del respetable sociólogo y encuestador, el Dr. Artemio López, que se ha despachado en el portal oficial de La Cámpora (que desconocemos porque se sigue llamando TELAM), con un pintorezco artículo digno de “Todo por dos pesos” y con mucha letra para un tema de “Bombita” Rodríguez.
Para hablar de la conflictividad laboral recurre a números del Ministerio de Trabajo que es algo así como recurrir al INDEC para enterarse qué pasa con la inflación. En base a unos datos muy generales de junio de este año sobre cantidad de conflictos y de huelguistas, que se comparan con el mes de mayo y con el año anterior; llega a la conclusión de que hay menos conflictividad general y por lo tanto conflictos como el de LEAR están fogoneados por la izquierda con objetivos “destituyentes”. Teléfono para Capusotto que acá tiene letra para nuevos guiones.
La otra conclusión lógica, si los números fueran ciertos, sería que hay menos conflictividad porque hay más conformismo y esto es así porque la situación está mejor de conjunto. Esto iría contra la tesis que mantuvieron los kirchneristas durante años: el crecimiento de la conflictividad era manifestación de que mejoraba la situación de los trabajadores y por lo tanto subían sus aspiraciones. Pero bueno sabemos que la lógica formal y la coherencia no es una característica del peronismo en general y mucho menos del kirchnerismo en particular.
Lo más perverso del artículo es que encubre y justifica el accionar de la patota de facinerosos sindicales de SMATA, que con el aval de la patronal buitre norteamericana, la ayuda de Berni y sus perros dinamita; expulsó ilegalmente a la comisión interna y avaló los despidos de más de 200 obreros y obreras en la autopartista Lear. El Dr. López tenía conocimiento de esta historia, como se demuestra en el comentario que dejó en este artículo
Los conflictos como los de Gestamp, ahora Lear, el cierre de la fábrica Paty, el conflicto en Emfer, en Weatherford de Rio Tercero por despidos masivos, también por despidos de 60 trabajadores en la autopartista Valeo en Córdoba y las más de 15 mil suspensiones en la industria automotriz y autopartista, desatan un tipo de conflictividad acorde a las tendencias recesivas. 
Si en el conflicto de Gestamp, el kirchnerismo había logrado quedar a la derecha de Scioli; ahora con esta línea “aire y sol, siempre para adelante”, batieron su récord, quedaron a la derecha del “Gallego” De la sota, que salió a “retar” para la tribuna, a las terminales. 
Posteamos algunos datos que ilustran esta situación:
Dice el diario BAE: “(…) un contexto en que la actividad sigue enfriándose. La actividad industrial (que explica uno de cada cinco empleos) se contrajo un 2,8% en los primeros cinco meses el año. El complejo automotor lidero´ el traspié fabril, con desplomes semestrales del 21,8% en su producción y del 23% en sus exportaciones. Los despachos de cemento cayeron un 4% en el mismo lapso, mientras las ventas de insumos para la construcción se mantuvieron constantes en el semestre pero cayeron un 5,4% en el segundo trimestre. El comercio minorista, según la CAME, movió en el semestre un 7% menos que un año atrás y en junio un 8,8% menos. Los bancos, en términos reales, redujeron un 10,5% sus préstamos al sector privado" (BAE, 25/7)
La consultora “Noanomics” (citada en el último número de “El Estadista”) afirma que “El presente ciclo recesivo está castigando fuerte al empleo privado formal (en blanco) y los salarios reales de este sector de los trabajadores argentinos. Ya durante 2013 la creación de empleo privado formal evidenciaba estancamiento, creciendo sólo un 0,8%, para pasar a terreno negativo durante el 1° trimestre de este año al retroceder 0,3%. Ésta baja todavía es más leve que la presenciada en 2009, que promedió cerca de un 6%, pero en lo que respecta a los salarios reales mientras que en aquél período lograron crecer un 5%, en el actual proceso recesivo ya han sufrido un retroceso del 3% en el último trimestre de 2013 y un desplome del 9,8% en el primero de 2014.
Este proceso ha sido muy heterogéneo en las provincias y son 13 las que han destruido empleo privado en el primer trimestre de 2014. La disminución más abrupta se observa en San Juan con un -8,7%, siguiendo La Rioja con -5,8%. En el rango del 3% negativo se sitúan Tucumán, Mendoza y La Pampa, mientras que en Tierra del Fuego el descenso alcanza un 1,8%. Con caídas menores completan la lista Catamarca (-0,8%), CABA (-0,7%), Córdoba (-0,7%), Santa Cruz (-0,6%), Santa Fé (-0,4%), Buenos Aires (-0,3%) y Entre Ríos (-0,2%). En sentido inverso el resto de los 11 distritos logran aumentos en el empleo formal privado siendo importantísimos en los casos de Formosa y Neuquén que llegan casi al 8%, destacándose también Chaco con un incremento interanual del 6,5% entre el 1° trimestre de 2014 y el mismo del año pasado".



"En lo que respecta a los salarios privados del sector formal el cocktail de inflación y devaluación fue letal para el poder adquisitivo, con la caída del 9,8% real mencionada. De esta forma ya se contabilizan dos trimestres consecutivos de caídas en el salario real, de las que ninguna de las provincias del país ha podido escapar. La mayoría de las provincias se sitúa cerca del promedio, despegándose de manera notable San Juan que encabeza las disminuciones con una abrupta baja del 19,4% en el salario real privado. El segundo y tercer lugar en cuanto a pérdida de poder adquisitivo lo ocupan Tierra del Fuego y San Luis con 12,7% y 12% respectivamente. Entre las que registran las menores reducciones se encuentran Neuquén con -2,4% y La Rioja que cede 5,6%, mientras que en el orden del 7% negativo figuran La Pampa y Santiago del Estero. Para todos los distritos el deterioro en el salario real es el más profundo desde el año 2003.



Y la investigadora Julia Campos del Observatorio del Derecho Social de la CTA explica algunos aspectos de la nueva conflictividad: “En primer lugar nos enfrentamos a un nuevo proceso de pérdida del poder adquisitivo del salario. En segundo lugar comienza un proceso de ajuste en los puestos de trabajo, tanto en la industria como en los servicios, producto de la caída en la demanda. Esta dinámica, genera para los trabajadores un doble disciplinamiento: el que surge de ganar menos en términos reales y el que surge del temor a perder el empleo.
La situación de despidos masivos se complica al generarse en un contexto de estancamiento en la generación de empleo. Efectivamente, desde 2007 la creación de empleo en el sector privado se encuentra prácticamente detenida.
Durante esta década, no hay dudas ya de las enormes ganancias que tuvo el capital en tierras locales. Las empresas ensancharon sus arcas incluso más allá de sus propias previsiones. Estas mismas que se enriquecieron durante más de 10 años, son las que ante la menor amenaza de caída de las ganancias ajustan sobre los trabajadores.
Este contexto  se presenta adverso para los trabajadores. Las suspensiones constituyen un mecanismo muy potente de debilitamiento sindical. Efectivamente sacar a los trabajadores del establecimiento y 'mandarlos a su casa´ desarticula al colectivo posibilitando más adelante realizar despidos con menos consecuencias.
Los despidos, por su parte, actúan como presión para todos los trabajadores que se mantienen ocupados. El desempleo generalizado permite a las patronales avanzar sobre las condiciones de trabajo, salariales y no salariales. El mejor y más cercano ejemplo de ello es el proceso de flexibilización laboral orquestado y efectivizado durante los 90 que aún hoy no podemos desmantelar”. (los destacados son nuestros)
Julia Campos. Observatorio del Derecho Social. Artículo publicado en el Periódico Nº 102 de la CTA, correspondiente al mes de mayo de 2014

Pero por supuesto que todo esto es producto de la izquierda “destituyente” que quiere destruir la república, cuyos pilares fundamentales son Pignanelli en el movimiento obrero organizado, Berni en las fuerzas del orden nacional, Forster en la secretaría del pensamiento y el Dr. López rastreando los números que correspondan al orden y a la patria. 

Solo bombitas, de “Bombita” López ¿o Rodríguez?


4 comentarios:

  1. Todas consultora opositoras Rosso. Use data buena MTSS y hablamos. salu2!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Artemio, es de pelotudo querer usar los numeros oficiales para tratar de llegar a cierta conclusion seria. Tu trabajo es mentir... como les mentias a los militantes antes de las elecciones los numeros de las encuestas. Pero no podes defender los numeros de trabajo de un gobierno que ni siquiera puede dar el indice de pobreza porque hasta para mentir es inutil.
      Tenes idea como se hacen las estadisticas laborales? Porque el numero y la condición de trabajadores en negro se oculta. El MTSS tiene bajo sus narices a empresas que negrean trabajadores y no hace absolutamente nada. Por ejemplo, podrías averiguar como y donde se hacen las estructuras metálicas para Tecnopolis. Todos trabajadores en negro, laburando en altura y sin siquiera ART. En las narices del Estado.
      No es serio el kirchnerismo y esto es así gracias a los mentirosos números que tiran.
      Cuando la veas, mandale saludos ala imagen positiva de CFK.
      Vos sabes como la extrañamos.

      Eliminar
    2. Artemio, más allá de que afortunadamente jamás te creí y mucho menos estuve de acuerdo con tu pensamiento, en el fondo te tuve respeto. Pero no denunciar a denigrantes y patoteros como Pignanelli es caer muy bajo.

      Eliminar
  2. ¿Sociólogo? Eso no es...

    ResponderEliminar