jueves, 15 de septiembre de 2011

Del "Nac&Pop" a la restauración (leyendo desde Gramsci al kirchnerismo)

Este post de Los Galos de Asterix y la lectura de La Verdad Obrera Nª 444 nos llevaron a esta reflexión sobre el momento presente del kirchnerismo y a una lectura posible desde el marxista italiano.

Existe más o menos un acuerdo generalizado de que en el 2001 hubo, en términos gramscianos, una "crisis orgánica". Una crisis catastrófica de la economía, combinada con una crisis social y política. El fracaso de la "gran empresa" de la convertibilidad que nos llevaría al moderno primer mundo y por la cual hubo que sacrificar hasta las joyas de la abuela, devino en una crisis de representación y una movilización de masas que se convirtieron en  "jornadas revolucionarias".
Siguiendo a Gramsci, los momentos de crisis orgánica y sobre todo cuando existe un "empate catastrófico" entre las fuerzas "progresistas" y "reaccionarias", son propicios para soluciones de fuerza y para diferentes variedades de "cesarismo".  
En esto no hacía más que seguir al Marx del 18 Brumario. Incluso planteaba que lo distintivo de los cesarismos-bonapartismos modernos, era que el rol de apoyo que antes cumplía la "soldadesca" o elemento militar (sustancial en los bonapartismos clásicos), ahora podían cumplirlo las asociaciones, sindicatos y partidos, con un papel de control policial sobre el movimiento de masas. Por eso caracterizada al cesarismo moderno como policial, más que militar. Citamos En el mundo moderno, las fuerzas sindicales y políticas, con medios financieros incalculables puestos a disposición de pequeños grupos de ciudadanos, complican el problema. Los funcionarios de los partidos y de los sindicatos económicos pueden ser corrompidos o aterrorizados, sin necesidad de acciones militares en vasta escala, tipo César o 18 Brumario (…)La técnica política moderna ha cambiado por completo luego de 1848, luego de la expansión del parlamentarismo, del régimen de asociación sindical o de partido de la formación de vastas burocracias estatales y "privadas" (político-privadas, de partido y sindicales) y las transformaciones producidas en la organización de la policía en sentido amplio, o sea, no sólo del servicio estatal destinado a la represión de la delincuencia, sino también del conjunto de las fuerzan organizadas del Estado y de los particulares para tutelar el dominio político y económico de las clases dirigentes. En este sentido, partidos "políticos" enteros y otras organizaciones económicas o de otro tipo deben ser considerados organismos de policía política, de carácter preventivo y de investigación ("Notas sobre Maquiavelo". Recortamos a propósito la cita sobre la "fórmula cuarentayocehsca de la revolución permanente", que es parte de una lectura equivocada de Gramsci sobre la teoría de la revolución de Trotsky).
Este costado del pensamiento gramsciano es poco considerado por muchos de sus presuntos seguidores criollos, que pretenden ver en el peronismo al partido de la transformación, más que al partido de la contención y en la burocracia sindical a los genuinos representantes naturales de los trabajadores, más que a la policía interna del movimiento obrero.
Pero volviendo a la cuestión del cesarismo, Gramsci también planteaba que podía darse un "cesarismo" sin un Cesar o una gran personalidad "carismática", ya que el concepto de "cesarismo" es una fórmula "polémico-ideológica", no un canon y que "Todo gobierno de coalición es un grado inicial de cesarismo, que puede o no desarrollarse hasta los grados más significativos". Para caracterizar históricamente al "cesarismo-bonapartismo", para saber si se estaba frente a Cesar o Napoleón I o frente Bismarck o Napoleón III "Se trata de ver si en la dialéctica revolución-restauración es el elemento revolución o el elemento restauración el que prevalece, ya que es cierto que en el movimiento histórico jamás se vuelve atrás y no existen restauraciones in toto". Por último explicando la mecánica política de los cesarismos, Gramsci plantea "El cesarismo es progresista cuando su intervención ayuda a las fuerzas progresivas a triunfar aunque sea con ciertos compromisos y temperamentos limitativos de la victoria, es regresivo cuando su intervención ayuda a triunfar a las fuerzas regresivas, también en este caso con ciertos compromisos y limitaciones, los cuales, sin embargo, tienen un valor, una importancia y un significado diferente que en el caso anterior".
Las coaliciones o "cesarismos" (en el sentido polémico-ideológico), que muchas veces se imponen como salidas a los momentos de crisis orgánica, tienen una gran base en la debilidad de la fuerzas "progresistas" en el sentido histórico. En el 2001 argentino, tanto el partido proletario en el sentido amplio de Marx, es decir la dinámica de la propia clase obrera en tanto potencia de partido político, así como el partido en sentido coyuntural (la izquierda marxista realmente existente) eran débiles para dar una salida "progresista" (es decir revolucionaria). Las derrotas de la clase obrera bajo el "neoliberalismo" y el rol de policía interna de la burocracia sindical peronista, fueron elementos limitantes para que el 2001 no se convierta en un "argentinazo" y mucho menos en una revolución. La situación económica internacional y la medida "económico-política" de la devaluación, sacaron del medio el elemento catastrófico de la economía.
La "etapa superior del kirchnerismo", es decir el cristinismo y su coalición al haber desarrollado el fenómeno político hasta su madurez, permite ver más claramente el rol cumplido en sus fases anteriores ("en el hombre hay una clave para la anatomía del mono", Marx).
Es evidente el rol restaurador de la coalición gobernante, hoy con elementos de "bonapartismo fiscal". Tuvo su primera fase ("kirchnerista pura") donde la propia burguesía tuvo que aceptar "compromisos y limitaciones" para ocultar el elemento restaurador: paritarias, discurso "setentista", de "no represión" a la protesta social, demagogia en DDHH, ocultamiento de los impresentables del peronismo; y la nueva fase ("cristinista") donde se propone realizar la restauración hasta el final: perdida de peso y poder de los sindicatos y ataque a la izquierda sindical clasista en particular, discurso contra los piquetes, alianza más fuerte con los empresarios, Buodou como la "gran figura" del "nueva" coalición, apoyo abierto en y al aparato pejotista.
Tanto en el terreno de las relaciones económicas y sociales, como en el régimen político donde donde vuelve al centro el pejotismo y personajes como Scioli o Boudou o De la Sota, "recuperados"; como últimamente en el discurso, el kirchnerismo muestra su carácter restaurador. 
Cuando la crisis mundial amenaza con posibles nuevas crisis orgánicas y cuando se cae a pedazos el relato del peligro de la derecha y la "restauración conservadora", hay que prepararse para saber aprovechar las nuevas coyunturas estratégicas, ya que el éxito o fracaso de esa empresa política, en su fase abiertamente restauradora depende de la relación de fuerzas y de la lucha viva.
Desde ya que el uso de las metáforas y comparaciones históricas tiene muchos límites, los elementos "nac&pop" (los reales y los del relato), así como los de "restauración", tienen una relación directamente proporcional a las potencialidades y límites de la crisis y las jornadas del 2001. Pero consideramos que esta lectura es mucho más acorde al profundo pensamiento de Gramsci, que la que hacen muchos de los que se creen sus más fieles seguidores.

16 comentarios:

  1. Uno puede diferir con la izquierda pero que interpretan bien la historia ,hay que darles la derecha(perdón con el uso del tèrmino).
    Buen artìculo mi amigo.
    El fenòmeno de los amotinamientos populares(en el caso nuestro fué un amotinamiento clase media màs bien contra el partido de clase media) es un fenòmeno creado por la FINANCIERA INTERNACIONAL que no se sabe muy bien si està quebrada o no ACA ANDAN LOS RESTOS OCULTOS DE LEHMAN BROTHERS desesperados por comprar fundos(reducidos de la pampa húmeda) que sería ridículos pensar en confiscarlos.....
    Por tal razón la LINEA ZARCOZY de REGULAR ALIMENTOS es bueno aplicarla con la 125
    En fin el mundo moderno es un lupanar en serio y en broma(en serio por lo desgraciado de la chiquita muerta).....

    ResponderEliminar
  2. La financiera internacional que en realidad acuerda fuerzas con el capitalismo árabe -en claro ascenso -anda HASTA DETRAS DE LOS AMOTINAMIENTOS EN EL MUNDO MUSULMAN.
    Incluso hay gente que no entiende que ya DE LA DESESPERACIÓN hasta pueden DESCARTAR AL PROPIO ESTADO DE ISRAEL PARA SALVARSE.
    IZQUIERDA Y DERECHA TERMINARON AHORA TODO ES MEZCLA Y ESOS SON LOS DOS POLOS DEL MUNDO ACTUAL.

    ResponderEliminar
  3. Aplauso, medalla y beso; buen argumento; aunque yo hubiera preferido mechar el “Arte de la Insurrección” (Cap. 43) para “refinar” el análisis del 2001, y su posterior evolución.

    “La minoría activa del proletariado, por bien organizada que esté, no puede conquistar el poder independientemente de la situación general del país: en esto el blanquismo es condenado por la historia.
    Pero únicamente en esto.
    El teorema directo conserva toda su fuerza.
    Al proletariado no le basta con la insurrección de las fuerzas elementales para la conquista del poder.
    Necesita la organización correspondiente, el plan, la conspiración.
    Es así cómo Lenin plantea la cuestión.
    La crítica de Engels, dirigida contra el fetichismo de la barricada, se apoyaba en la evolución de la técnica en general y de la técnica militar.
    La técnica insurreccional del blanquismo correspondía al carácter del viejo París, a su proletariado, compuesto a medias de artesanos; a las calles estrechas y al sistema militar de Luis Felipe.
    En principio, el error del blanquismo consistía en la identificación de revolución con insurrección.
    El error técnico del blanquismo consistía en identificar la insurrección con la barricada.
    La crítica marxista fue dirigida contra los dos errores.
    Considerando, de acuerdo con el blanquismo, que la insurrección es un arte, Engels descubrió no sólo el lugar secundario de la insurrección en la revolución, sino también el papel declinante de la barricada en la insurrección.
    La crítica de Engels no tenía nada en común con una renuncia a los métodos revolucionarios en provecho del parlamentarismo puro, como intentaron demostrar en su tiempo los filisteos de la socialdemocracia alemana, con el concurso de la censura de los Hohenzollern.
    Para Engels, la cuestión de las barricadas seguía siendo uno de los elementos técnicos de la insurrección.
    Los reformistas, en cambio, intentaban concluir de la negación del papel decisivo de la barricada la negación de la violencia revolucionaria en general.
    Es más o menos como si, razonando sobre la disminución probable de la trinchera en la próxima guerra, se dedujese el hundimiento del militarismo”.
    Sigue

    ResponderEliminar
  4. continuacion
    Las Masas argentinas aborrecen la tentación blanquista, con su obsesivo “Cuanto peor mejor”; producto del origen de clase de los Profesionales de la Revolución.
    Muchas de las Organizaciones “Clasistas”, porque llamarlas Partidos es una exageración, son definidas como:
    “Peloteros Políticos para los Jóvenes inquietos de la Burguesía, que cuando las papas queman, vuelven con Papa y Mama”.
    Algo que no se toma en cuanta, en el caso especifico de lo Territorial, es que los Pobres, o Proletarios; no tienen donde ir si la Reacción desembarca en los Barrios.
    No es como la Universidad, o la Fábrica, donde hay mucho más margen de maniobra; cuando el Monopolio de la Violencia decide Imponer el Orden de Varsovia.
    Mientras las Izquierdas, Parlamentarias o Clasistas, siguen con “el fetichismo de la barricada”; porque creen que corresponde “al carácter del viejo París, a su proletariado, compuesto a medias de artesanos; a las calles estrechas y al sistema militar de Luis Felipe”.
    En las Usinas Intelectuales del Imperio analizan la “Resiliencia Social” y la “Gobernanza” argentina; mediante la Teoría de Juegos; hacer clic aquí, y también aquí, para entender quien es Robert Powell.
    Si a mi, como uno mas del la blogosfera peronista, se me lee en esos ámbitos, es por el post “Cuestión de perspectiva, Gaza es La Matanza”, hacer clic aquí; que fue levantado por el ABC de España, hacer clic aquí.
    Más otras intervenciones en foros donde “comparaba” las estrategias y tácticas organizacionales de Hamas y Hezbolla con lo que sucede en nuestro país.
    Mencionar a Varsovia, la de 1831 y 1944, no es una exageración para meter miedo; es LA estrategia dominante en Israel, USA y la OTAN.
    Que USA recicla vía Hollywood, hacer clic aquí, "The Strategic Corporal: Leadership in the Three Block War"; hacer clic aquí, del General Charles C. Krulak.
    En resumen, no actualizar los análisis para comprender la situación objetiva y los potenciales riesgos, frente al Colapso societal de la globalización, es actuar como quinta columna de la Reacción.
    Como se decía cuando era adolescente, “Son tan, pero tan, Vanguardia; que se convierten en Retaguardia de la Oligarquía”. ;-P
    Un abrazo de Bonapartista electoral.

    ResponderEliminar
  5. Hola me pareció muy bueno el análisis, sinceramente e leído muy poco a Gramsci. Leo marxismo desde hace 7 meses, y todavía me falta mucho. Quería saber que diferencias hay entre cesarismo y bonapartismo sui generis de izquierda. Desde ya muchas gracias!!!

    ResponderEliminar
  6. manolìn, digas lo que digas (y sacando chicanas queda muy pobre tu comentario), el bonapartismo argento tiene ademàs de lo que bien señala (g)rosso una indiscutible marca de clase q no te la saca ni Ben 10: ser capitaneado por una burguesa de pè a pà; releer: cristina sostenìa en sus inicios presindenciales que la arg mostraba signos de mejorìa visibles "en el aumento de las ventas de los shoppings"...remember?. sumàle a eso que nunca fue revolucionaria -sino simplemente "peronista"- y te queda la calco de nestornauta. La posesiòn perversa de las masas (asig univ por hijo), de sus destinos materiales, es la peor miseria humana existente, y la globalizaciòn es sòlo una de sus formas estructurales. finalmente ¿hay algo nuevo en las formas de dominaciòn como para renovar tanto los anàlisis? Fer

    ResponderEliminar
  7. Gracias a todos por los comentarios, pero como lo cortés no quita lo valiente, vamos al grano con el peronista de lengua y “tecla” afilada.
    Manolo,
    1/Nada más alejado de “El Arte de la Insurrección” que el 2001 Argentino, estoy diciendo que no solo no había “Estado Mayor”, sino que estaba ausente el “centro de gravedad” del ejército (la clase obrera) que venía con “baja moral” y bastante derrotada y bajo el control policial de la burocracia, que se encargó limitar todo intento de su intervención en la crisis. No llegó ni siquiera a Argentinazo (es decir una “semi” – insurrección), mucho menos podía haberse transformado en insurrección como arte. Le recomiendo “Clase, Partido, Dirección”, donde hay una traducción al marxismo de la “trinidad” clausewitiziana.
    2/Claro que hay que renovar los análisis. Los cambios del proletariado (tercerizado, en negro etc), el “planeta de los slum”, las magalópolis y la posibilidad de la huelga metropolitana (Negri), hacen repensar cosntantemente las reglas de la estrategia. Ahora el capitalismo, sigue siendo capitalismo (imperialista), no se emborrache con las “Usinas Intelectuales”, que dijeron muchas boludeces (desaparición de la clase obrera, “nueva economía en base al crédito eterno”), eso del “Colapso societal moderno”, me suena a pura charca posmo. Esto quiere decir que las condiciones que analizó el viejo Clausewitz para las reglas de la estrategia en las guerras modernas, es decir pos-napoleónicas, mantienen mucha vigencia. Y sobre todo el acento que pone en las “fuerzas morales”, una vez que la guerra se convirtió en “una cosa del pueblo”, y dejaron de resolverse “geométricamente “ en los gabinetes. En política (o en la guerra de clases; si invertimos por un momento la “fórmula” de “la guerra es la continuación etc etc, por “la política es la continuación etc etc) pasa lo mismo; entonces ciertas reglas de los gobiernos de “desvío”, con rasgos bonapartistas, en momentos de “crisis orgánica”, se siguen expresando casi de manual. Aparte no jodamos, Ud. mismo se va a hasta Lasalle, para fundamentar su “reformismo-peronista-conservador”, ese muy moderno no es 
    3/Sobre el “pelotero”, en mi caso personal, papá y mamá, están en los fondos del conurbano (en el sur del GBA), disfrutando uno, de la abultada jubilación kirchnerista, después de 40 años de laburo en fábrica, en los que ni siquiera pudo terminar la “casa de material” y la otra de su magro sueldo de maestra, no hay mucho lugar para “volver”. Pero el amigo Octavio ya le respondió a ese discurso barato acá http://deshonestidadintelectual.blogspot.com/2011/08/mas-alla-del-24-de-octubre-y-la-logica.html, demostrándole que el verdadero “Pelotero” de los años kirchneristas se llama “La Cámpora”, donde “Maximus”, aprendió de los negocitos inmobiliarios que “Papa y Mamá” hicieron mientras reinaba el “orden de Varsovia” y ahora llevó a todos sus amiguitos para hacerlo con y a través del Estado.
    4/ Y eso de la quinta columna …bueh, ¿quién organizó la “sormatén” criolla e hizo “desembarcar la reacción en los Barrios” (pero también en las fábricas y universidades)?, con una gran manito del General y sus amigos del “Bloque” (la CGT), lástima que no está el “bien finado” Rodríguez del SMATA, para preguntarle que pasó con toda la CI de Mercedes Benz, y este es solo un ejemplo resonante (e investigado) de una práctica común, no jodamos…
    Saludos
    FR

    ResponderEliminar
  8. Este análisis es perfectamente aplicable a la experiencia de 1946-55, 73/76 y a la que específicamente está referido.
    Es más, he leído reflexiones similares para cada uno de esos períodos.
    Algo no camina ya por la reiteración de lamodalidad de análisis en tan diversas etapas de la historia de esta formación social tan vapuleada.
    Recuerdo de las años de sociologóa que lo q no caminaba en los análisis granscianos era la caracterización de "crisis orgánica", muy inespecífica y , digamosle "todoterreno".
    Waldo Ansaldi en sus epocas de alfonsino-gramsciano leía la historia argentina prácticamente como el largo devenir de una "crisis orgánica"... A partir de ese mismo supuesto de que estamos una vez más ante una "crisis orgánica" el análisis de Rosso es interesante, pero "lo q ilumina no necesita ser iluminado" (así es la lógica del mito), no se fundamenta por qué estamos en precencia de una "crisis orgánica" tal como Gramsci la define ...y no se fundamenta una vez más y van...
    O sea este análisis tiene un origen mitológico compañeros. para un peronista no esta nada mal eso pero mucho me temo que no sea el caso de Rosso y su valet...
    abrazo y salu2!

    ResponderEliminar
  9. No es raro el PTS siguiendo una moda intelectualoide más, en este caso la gramsciana (a lo que señala Artemio, le agrego el stalinismo siguiendo la misma "fe"), con poco criterio como de costumbre y mucho palabrerío, lo qué es raro es Artemio metiéndose en esta discusión brindando sensatez... querido Artemio ¿no te parecería bueno que al Frente de Izquierda le vaya muy bien, incluso para que desde tu óptica Cristina haga las cosas mejor? Sumese al Frente de Izquierda compañero, hay lugar para los peronistas de izquierda!

    ResponderEliminar
  10. El cinismo y la estupidez

    Primero cabe disculparse, pero no sigo mucho el cholulaje k. Me surge una pregunta. ¿Este señor Artemio López está visto como alguien serio en el mundo de las ideas? Yo nunca se si estos señores dicen pavadas como parte de un plan político (la “teoría conspirativa”) o realmente se creen las pavadas que dicen (esta versión me la creo mas, la “teoría de la idiotez”).

    Vamos a los argumentos. El post de FR esta bueno y este Sr. Lopez intenta refutar nuestra visión de que paso en 2001, donde usamos la categoría de “crisis orgánica”.

    De las dos objeciones que presente este pretendido pensador crítico, solo voy a comentar la primera por ahora.


    El texto abre muchas puntas. Vamos por partes Jack.

    1. “Con el concepto de ‘crisis’ Gramsci identifica una fase histórica compleja, de larga duración y de carácter mundial.”

    ¿Y esto no fue así en Argentina 2001? Acaso los planes del FMI para Argentina, el inefable Cavallo (1976-2001) no obedecían a las reglas de un plan general orquestado desde los 80 por Tatcher-Reagan dentro del cual Videla, Galtieri, Alfonsin, Menem, DelaRua, Duhalde jugaron su pequeño y miserable papel en una continuidad histórica perfecta? Primer argumento de la refutación invalido Sr Lopez. La crisis de Argentina 2001 fue la “expresión Argentina” de “una fase histórica compleja, de larga duración y de carácter mundial”.

    SIGUE

    ResponderEliminar
  11. 2. " El concepto de crisis define, en efecto, aquello que habitualmente se denomina ‘período de transición’, es decir un proceso crucial en el cual se manifiestan las contradicciones entre la racionalidad histórico-política dominante y el surgimiento de nuevos sujetos históricos portadores de inéditos comportamientos colectivos.



    Pretender reducir las jornadas revolucionarios de 2001 a un mero episodio tiene una gran función política que es despreciar y desestimar las acciones históricas independientes de las masas oprimidas y de la clase obrera en particular.

    La puesta en marcha bajo control obrero de la fabrica Zanón en medio de la crisis y su “réplica” en Once, de las obreras textiles de Brukman fueron el ala izquierda de un proceso en los márgenes de la industria donde miles de fábricas vaciadas eran recuperadas por los obreros. Tuve la suerte de compartir con Celia Martinez interminables jornadas de lucha y la fuerza moral que transmitieron a toda la “generacion 2001” trascendió la fabrica y se hizo “mundial”. El film “The Take” de Naomi Klein fue visto por cientos de miles y el film “The Women of Brukman” llegó a la competencia oficial de Sundance 2008, por solo nombrar los “éxitos cinematográficos” de estas.

    Pero sobre todo el ejemplo de los obreros de Zanon fueron el fundamento, la piedra vasal, el “espiritu” de un nuevo proceso politico en la clase obrera, una nueva épica del proletariado, que busca auto-representarse y para quien ya es parte de su “acerco cultural” la idea de un mundo sin patrones. Sin Tasseli, sin Cristobal Lopez, sin Madanes, sin Blaquier y sin los Roca. Este proceso se llama “sindicalismo de base” y logro llevar la epica anticapitalista del proletariado desde los margenes de la industra al cruce de Henry Ford y Panamericana. Lo que queda del 2001 es justamente “el surgimiento de nuevos sujetos históricos portadores de inéditos comportamientos colectivos.”

    El post de este Sr. López no solo guarda un escepticismo en la forma para con el proletariado, sin un gran miedo burgués a la emergencia de los explotados.

    Por eso cuando indicamos que el corredor inmobiliario Néstor K fue la prenda con la cual la burguesía (el mismísimo Duhalde!) reconoció la relación de fuerzas que implicaron la jornadas del 2001 y acepto “cambiar la forma” para no alterar el contenido capitalista de este país hermoso que estos zanganos no se cansan de destruir. No puedo evitar recordad la noche del Jueves de Pascuas del 2003, cuando unos días después del triunfo K, su compinche y cómplice mando a “dejar la casa en orden” y nos desalojo de la fábrica Brukman. ¿Esta intervención “a pedido” fue progresiva o regresiva?

    Por ultimo cuando Gramsci dice: “que todos los países permaneciendo en ciertas condiciones estructurales pasarán por alguna ‘crisis’ ", quiere decir justamente que Argentina al mantener sus condiciones estructurales inmutables, va a sufrir el rigor de la crisis capitalista que hay en el mundo. Aunque los K se cansen de poner la mano contra el sol y jurar que es de noche.

    Hay cosas con las que no puedo convivir. El cinismo disfrazado de honestidad y la estupidez disfrazada de inteligencia. Y las dos juntas ya me superan.

    De todos modos la fuerza vital de estos idiotas es finita y la generación “que lo banca” lo que quedo del peronismo progre de los 70, ya está tocando su última serenata, lo cual compensa un poco el malestar que me provoco leer a este encuestador filisteo citar al gran intelectual marxista revolucionario Antonio Gramsci.

    Carlos Broun

    ResponderEliminar
  12. cuando digo la generación “que lo banca” me refiero a la junta de arribistas cincuenteros que armaron el "circo K", por ejemplo en los medios.

    ResponderEliminar
  13. Lo mas notorio de este tipo de criticas de la izquierda, a muchas de las cuales adhiero, es que son usadas por los sectores mas ultra derechistas.

    ResponderEliminar
  14. Carlos Broun: yo entendi a Gramsci de esa forma tambien, deberia aclarar esto? y deberia agregar ke este concepto de crisis tambien acarriaba el movimiento de los blokes, solo para recordar de atras de donde salio Nestor K... ke ya lo nombraron bastante por ahi atras, se casan se divorcian se unen se aman se odian y asi, lo cual me desmotiva a creer ke eso significa ke, como dijo un amigo ex.anarco y ahora pro K, "ke inteligente nestor, mira de las sombras de kien salio,,," ufff... el echo de ke mi amigo sea ex anarco, constituye un vaciamiento o una avivada? jajajajajjaajjaajja

    Salud y Anarquia! disfruto leyendo, y me sorprenden, ya ni logro concebir dos conceptos seguidos, hace tanto ke no escucho (leo) de politica bajo terminos y condiciones definidas por las grandes biblias de la lectura de izq, ke me cuesta, es ke ahi muchas modas pasajeras, mañana atras de kien estaremos? discutiendo en ke lugar y desde ke rincon cibernauta... custa mantenerse sin convertirse en una lata de conserva! salud

    nahuel, disculpen... años sin discutir politica!

    ResponderEliminar
  15. Anónimo dijo...
    Lo mas notorio de este tipo de criticas de la izquierda, a muchas de las cuales adhiero, es que son usadas por los sectores mas ultra derechistas.

    no tengo la menor idea de que estas hablando.

    xxxx

    ResponderEliminar
  16. jajaja anonomo de xxxx, es cierto lo ke decis... o lo ke no decis, si no leiste un poco antes de gramsci, althuser y todos los ke se van poniendo de moda... pero ke a su vez son muy interesantes y de echos los estudie alguna vez en mi proceso de formacion, aunke termine del lado de los anarquistas (Malatesta)... es dificeil seguirles el hilo, con todo respeto, por ke si entro aca no es por ke justamente este en contra al contrario, prefiero el debate antes ke ser un joven k... abrazos!

    nahuel

    ResponderEliminar